Al Gore en las escuelas

En mi Instituto, muchos de los alumnos ya han visto el hipermegagalardonado vídeo de Al Gore sobre el cambio climático, gracias a compañeros de Ciencias, Física y Química y a la mediación del Emule. Su Trailer:

Ahora, nuestro Gobierno compra 30000 copias del vídeo para enviarlo a las escuelas, a través de una inversión de 580.000 euros del Ministerio de Medio Ambiente y de su Fundación Biodiversidad. Algunos, piensan que más de 19 euros por copia, es un precio excesivo, incluso comparado con los 11,95 euros que vale en el mercado. No sé, la verdad es que tampoco le hubiera costado tanto esfuerzo a la maquinaria Gore haber encontrado un par de fundaciones que hubieran financiado el proyecto y el vídeo hubiera terminado produciéndose bajo licencia abierta, y difundido a través de P2P; a no ser que los dineros que se están ingresando estén revirtiendo completamente en organizaciones o fundaciones adecuadas, y no engordando la financiación económica y mediática de futuras campañas políticas.

Esperemos que no nos salga demasiado caro el folletito que a lo mejor tendría que venir acompañando al vídeo, advirtiendo de los nueve errores de carácter científico que al parecer incluye. Un juez del Tribunal Superior de Londres, autoriza al gobierno a difundir en ese país el vídeo por las escuelas, pero acompañado de una guía donde se recojan los errores del mismo. Claro que también se podría interpretar la decisión del juez, como de estrategia para desprestigiar al vídeo y desincrustar de la sociedad ideas relacionadas con que nos estamos cargando el planeta que tan hospitalariamente nos acoge desde hace milenios.

Como veis, opiniones para todos los gustos y, como siempre, la política en medio de todo.

6 comentarios en «Al Gore en las escuelas»

  1. No sólo es dinero mal empleado en educación (la educación en España tiene necesidades mucho más importantes), sino que este es un video político, demagógico, y que miente por no decir toda la verdad.
    He visto este documental, y también he visto otro: The Great Global Warming Swindle (http://en.wikipedia.org/wiki/The_Great_Global_Warming_Swindle), o El engaño del calentamiento global. En éste último se hace una crítica al video de Al Gore, y varios científicos exponen que es el Sol el que ha determinado los cambios climáticos a lo largo de la historia. El flujo de radiación que emite el Sol no es siempre el mismo, y la Tierra ha sufrido grandes cambios climáticos provocados por estos cambios en el flujo de emisión de radiación Solar. Es más, al darse un cambio climático, se modifica la concentración de dióxido de carbono: como consecuencia, y no como causa: y esto se puede demostrar científicamente.
    Al Gore es un político, y como la mayoría de ellos utiliza la demagogia, y manipula la información para conseguir sus propósitos. Me parece muy triste que el gobierno haya invertido dinero en esto: tanto si lo hace con conocimiento de causa como si lo hace por ignorancia.

    Un saludo,
    Aida Ivars.

    PD: A los profes que pongan este vídeo a sus alumnos, les recomiendo que les pongan también el de «El engaño del calentamiento global», para que tengan más de un punto de vista del fenómeno del calentamiento global. Dejar que ellos juzguen, y formen su propia opinión debería ser parte del proceso de aprendizaje. El ver este segundo video es una buena forma de ver cómo funciona este mundo, cómo los políticos les van a utilizar y qué opinión les merece la ciencia, las pruebas objetivas y las interpretaciones que se hacen de éstas.

    Responder
  2. Me parece un despilfarro descomunal. ¡Con lo necesitados que están los centros para impartir una adecuada educación ambiental! Además, con imprecisiones y errores científicos. Hoy salía en La Voz de Galicia una reseña de algunas «medias verdades» que tal documental contiene.

    Responder
  3. No creo que sea un problema que la política siempre esté en el medio de todo; sí es un problema que los intereses económicos estén siempre por encima, no sólo de la política sino también de la educación.
    gabriela

    Responder
  4. Al Gore asegura en el libro «An Inconvenient Truth» (tiene el mismo título que el documental), que todos los derechos de ambos (libro y documental) se donaron para «un proyecto bipartito, sin fines de lucro, cuya finalidad es orientar la opinión pública de EEUU hacia el apoyo de acciones decididas para hacer frente al calentamiento global». Pero por lo que he oido por la radio, los 19€ se los lleva la distribuidora, así que van a engrosar la cuenta de los ricos, que seguro que además contaminan un huevo y se dejan todas las luces encendidas…

    Yo puse a mis alumnos el curso pasado el documental bajado de la red, y sería partidario de seguir haciéndolo así. No me parece en absoluto que sea ilegal difundir algo cuyo autor no quiere más premio que precisamente esa difusión. Lo demás es dar más al que más tiene, y que nuestro ministerio de MA se haga una buena propaganda a costa del dinero de todos/as.

    Responder
  5. Pues vaya derroche económico.
    ¿Cómo son tan torpes de pagar 19 € por algo que en el mercado vale 12€?
    Sólo de la diferencia salen 210.000 €
    Una pasta hablando de educación. Salen unas cuantas PDIs

    ¡Vale es un poco demagógico! Pero no deja de ser cierto que una opción tipo P2P o video en streaming saldría más económica y moderna…

    Además ya está en google video. Este es el enlace: http://video.google.es/videoplay?docid=-2260696715469747933&q=una+verdad+inc%C3%B3moda&total=98&start=0&num=10&so=0&type=search&plindex=0

    Responder
  6. Qué barbaridad…el servicio de los niños de preescolar del cole de mis hijos está inundado hace meses…y este despilfarro para pagarle a un candidato al gobierno de los estados unidos, que perteneció al gobierno americano su histriónica campaña política para crear un salvador de mundos supermaniano americano. No es tan salvador pues que lo de en copyleft, totalmente libre mejor.
    Puaj!!! 580.000 euros dan para arreglar muchos colegios…Por qué estamos rodeados de modennos y modennas socia-listillos o de anquilosados antiguas antiguos pepe-listillos.
    Así nos va…

    Responder

Responder a Gabriela Sellart Cancelar respuesta