Cacharrería en un Centro TIC

carro

Dentro de la configuración del Proyecto de Centros TIC en Andalucía, tenemos la figura del coordinador que desde un punto de vista teórico desempeña funciones de apoyo al profesorado, dinamización del uso de las TICs en el Centro, etc.

No obstante, ejercer de coordinador en un Centro TIC como el mío, con unos 750 ordenadores en manos de adolescentes, o te andas listo en las tareas de mantenimiento, o no haces otra cosa en todo el día que arreglar cacharros. Desde el principio, mis compañeros y yo hemos procurado desarrollar un modelo organizativo que nos permita reducir al mínimo los tiempos de dedicación a la resolución de problemas técnicos para poder centrarnos en lo que verdaderamente nos gusta hacer: desarrollar proyectos educativos. Y la verdad es que estamos bastante satisfechos con el resultado:

1.- Resulta evidente que como cuestión prioritaria, intentamos crear un permanente clima de concienciación sobre el material del Centro. El profesorado colabora en que los alumnos vean los equipos informáticos como suyos, y para ello se ha construido una estructura de normas, con sus respectivos documentos, en los que se registra buena parte de la actividad del Centro.

2.- Procuramos hacer partícipes a los alumnos en el proceso: en cada grupo existe un alumno y una alumna (equipos TIC) que sirven de enlace entre el grupo y el Departamento TIC. Todas las incidencias que se producen en el aula son canalizadas a través de ellos, usando un programa informático (a modo de helpdesk) que describí en otra ocasión por aquí. A veces intercambios mensajería con los alumnos mediante el programa, pidiéndoles aclaraciones o dando recomendaciones.

3.- Mi compañero José Felipe y yo somos los que trabajamos sobre las incidencias y este curso, nuestro horario de los martes, ha pasado a la tarde (aunque al final pringo las mañanas también) pues con alumnos en las aulas es muy difícil desarrollar cuestiones técnicas. Gustavo y Juanma han quedado este año apoyando cuestiones fuera de las reparaciones; los martes por la tarde, José Felipe y yo entramos a saco en las aulas con el listado de las incidencias registradas durante la semana; para esa tarea disponemos de un carro ambulancia donde llevamos equipos reparados, ratones, teclados, cable de red y herramientas. En las aulas, nos paramos bastante poco, prácticamente nos dedicamos a revisar y sustituir el material averiado por otro reparado (salvo los desperfectos ocasionados por mal uso, que son bien pocos).

4.- Una vez que terminamos de revisar las aulas regresamos a nuestro departamento-taller (uno y dos). Lo primero que hacemos es limpiar las CPUs retiradas, pues dentro de los cajetines cogen muchísimo polvo.

5.- Una vez limpias pasan a la zona de ingresos. Allí son identificadas con una copia impresa del ticket generado por los alumnos después de ser registrado el número de serie nuevo que se dejó en el aula.

6.- A continuación, los equipos son pasados a la U.C.I. o a alguno de los dos quirófanos de los que disponemos en el departamento; se intentan reinstalar mediante una especie de sistema de clonación que se gestiona en nuestros servidores centrales (en las aulas esto no se puede hacer pues con las wifis el proceso falla muchísimo). Si el equipo responde bien a la reinstalación, es depositado de nuevo en la ambulancia y el ticket es cerrado.

7.- Si el equipo no responde a la reinstalación es porque presenta alguna avería física; al disponer de tres años de garantía, el ticket es derivado al Centro de Seguimiento de Material Educativo donde tras proporcionar el número de serie y la sintomatología que presenta, se transfiere al proveedor correspondiente (esto queda registrado en nuestro helpdesk). La CPU es depositada en Preoperatorio, donde esperará nerviosa la llegada de un cirujano de la empresa correspondiente que lo repara en alguno de los dos quirófanos. A los técnicos les gusta venir a nuestro Centro pues se lo encuentran todo mascadito :-D.

8.- En nuestro tanatorio, tenemos normalmente material de desecho para ser usado a modo de reciclaje. La verdad es que sólo tenemos un cadáver que falleció al caerse en el departamento desde una altura considerable.

9.- En otras ocasiones, encontramos otro tipo de averías (como las eléctricas) que son derivadas a la empresa que se encarga del mantenimiento de nuestro monstruoso Centro.

10.- En los poquísimos casos de desperfectos ocasionado por mal uso, se imprime una copia del ticket y, junto con el impreso correspondiente, se deriva al tutor del grupo para que proceda a la reclamación de daños a la familia del responsable.

La verdad es que de esta manera, con la tarde de los martes entre José Felipe y yo, más una mañana completa dedicada también a esto conseguimos mantener al día las reparaciones. Ya sé que este post puede resultar poco profesional y hasta cómico, pero os aseguro que no es tarea fácil, máxime cuando no somos ingenieros informáticos y nuestras funciones prioritarias son otras.

9 comentarios en «Cacharrería en un Centro TIC»

  1. je! je!, doctor House, muy bueno. Cuando ocurre algo de higos a pepinos como la rotura de algún ratón por ser usado a modo de ventilador, seguro que mi carácter con los chavales no difiere mucho del de House :-DDD

    Responder
  2. Pues sí, lo tenéis muy bien organizado.
    El nuestro también es un centro grande (350 ordenadores) pero tampoco las incidencias técnicas son un gran problema porque se ha conseguido que los alumnos/as sientan los equipos como suyos, y también tenemos protocolos eficaces de reparación y un buen equipo de compañeros/as con algunas horas dedicadas al tema.
    Eso sí, mi experiencia es que ir a las clases cuando están los alumnos, aunque sea algo molesto para todos, tiene ventajas evidentes: los usuarios te cuentan el problema de primera mano, y, sobre todo, puedes comentarles cuál es la solución o qué hacer en el futuro. Porque casi la mitad de las incidencias resultan ser falsas alarmas o cosas que se solucionan en el acto. Lo que sí es cierto es que a los técnicos les encantará acudir a ese fantástico hospital que tenéis montado, doctor House 😉

    Responder
  3. Sandra, los Centros TIC de por aquí son complejos de explicar:

    Versión simple: ratio de más de un ordenador por cada dos alumnos del centro integrados dentro de las aulas, con soft libre y conexión a Internet en el 100% de los casos.

    Versión ampliada: en el blog tengo una categoría especial dedicada a ellos, con 30 post en la actualidad…
    http://www.adelat.org/index.php?cat=20

    Salud.

    Responder
  4. Aníbal perdón por la ignorancia, pero cuando hablás de los centros de TIC, a qué se refieren concretamente?…en el sur por lo menos no existen con ese nombre, sólo contamos con escuelas con gabinete de informática (no todas!!!)..
    Saludos
    Sandra

    Responder
  5. María, no sabes la envidia sana que me das por el hecho de tener problemas con los cables de Red. No sabes tú los problemas que da el no tenerlos 😉

    Ana, como nosotros hemos tenido tantos problemas de conectividad que hacía que no funcionara el apagado remoto y hace mucho que dimos por imposible que los nenes apagaran sus equipos, desde el año pasado hacemos un «apagón» general diario desde los cuadros centrales.

    Responder
  6. ¡¡Qué envidia de organización!!
    Yo estoy de «médica rural» y no tengo ni carro ni compañer@… también es verdad que no tengo muchos «enfermos» y me voy apañando bien…
    Mi gran problema es que a mi cableado, porque gracias a Dios, yo soy de los antiguos centros TIC cableados, ¡ya no está en garantia! (y mis niños y niñas se tropiezan con sus mochilas en los cajetines) y el «cirujano de la empresa correspondiente» me cobra…Asi que estoy aprendiendo cirujia…

    Responder

Responder a Ana Echarri Cancelar respuesta