Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on sep 7, 2009 in con los pies en la tierra, filtros - censura, Impacto juvenil de las tIC | 5 comments

Manejando portátiles

MEL acierta en su viñeta, probablemente los docentes no tengamos nada que enseñar a nuestros menores sobre el funcionamiento de un portátil, pero no se trata de eso, o al menos no nos gustaría que fuera así.

Habría que hacer alguna campaña social en la que se le dijera a las familias que no se trata de enseñar informática a niños, pues ni somos profesionales de la informática, ni los chavales necesitan mucho para moverse de forma aseada por ese tipo de máquinas.

Bueno, al menos en muchos entornos docentes y mediáticos ya se comprende que un ordenador en primaria no se introduce para aprender informática, sino que se pone al servicio de que los nenes aprendan mates, lengua, inglés, etc. Pero seguro que la idea que se tiene sobre ese uso es la de que los alumnos van a estudiar mejor con sus libros grabados en los portátiles y vienen acompañados de alguna que otra animación interactiva. A este grupo habría que explicarles que los ordenadores obtienen su mayor rendimiento educativo cuando los alumnos crean: escriben historias en Internet, ayudan a ofrecer información al mundo, presentan contenidos de forma visual, construyen sonidos y música, se graban hablando delante de una cámara, entrevistan a alguien y lo publican, etc. etc.

Si realmente esto último lo tienes asumido, a lo mejor no te has planteado nunca que los alumnos tienen cada vez más una identidad digital, una piel digital que cada vez es más gruesa y que, por tanto, necesitan ir asumiendo su papel de ciudadanos digitales donde no sólo aprendan a protegerse por ellos mismos, sino que sean capaces de respetar a los demás en sus redes, de ayudar a los que lo necesitan y de denunciar todo aquello que sea indigno.

Incluso es posible que todas estas cuestiones te parezcan demasiado triviales, pero no por ello hay que dejar de recordarlas unas cuantas de veces al día.

Leer más

Posted by on ene 25, 2009 in filtros - censura, Impacto juvenil de las tIC | 4 comments

Libertades 2.0 de expresión

La confluencia de derechos fundamentales como son la libertad de expresión, el derecho a la intimidad y la libertad de prensa siempre ha causado fuertes dolores de cabeza a jueces, además de provocar debates sociales de interés.

Con el paso del tiempo, este tipo de conflictos, más allá de aclararse por el establecimiento de nuevos principios éticos o preceptos legales, se complica bastante con la aparición de nuevos medios de comunicación tecnológicos y de otras costumbres sociales cuya velocidad de evolución las hace escaparse a cualquier intención de regularización legal o racional. Algunos ejemplos de ello:

Falsa intimidad de las redes sociales

Ha costado bastante tiempo llegar a comprender que en las páginas web deben confluir, también, derechos como al de expresarse con el de intimidad. Las personas que se sienten vulneradas en su persona por actuaciones de terceros en la Red, ya acuden a las fuerzas de seguridad para denunciar, a pesar de que los departamentos telemáticos de las mismas no dan abasto buscando trazas de IPs, cada vez más difíciles de registrar.

Sin embargo, las nuevas redes sociales, han creado unos procedimientos de registro que lo único que consiguen es desviar y eludir la responsabilidad de control de los contenidos que soportan. Servicios como Youtube han tenido que desarrollar mecanismos complejos de control, apoyados en la acción de los usuarios en muchos casos, para evitar que contenidos no adecuados vean la luz por miles a diario. Algunas redes sociales obligan a sus usuarios a registrarse para acceder, necesitándose invitaciones en muchos casos, lo que les da un falso halo de “cerradas” o “privadas”.

Por esto, muchos jóvenes fundamentalmente, se escudan en esa especie de carácter privado para publicar lo que les venga en gana; por supuesto, en esos entornos es algo más difícil detectar prácticas no adecuadas por lo que deberíamos estar atentos de alguna manera a lo que se cuece en ellas.

En algunos casos se están denunciando prácticas que en redes como Tuenti se están llevando a cabo: colgar grabaciones de vídeo de profesores impartiendo clases o subida de fotografías pasadas bestialmente por Photoshop. Una práctica que está pasando más desapercibida y que tiene mayor importancia, si cabe, es la suplantación de identidades. Alguien se registra en una de esas redes usando el nombre y fotografía de otra persona, haciéndose pasar por ella usando conductas que la pueden llegar a poner en graves aprietos sociales y hasta legales.

Libertad de expresión en redes

Como la otra cara de la moneda se nos muestra una especie de paradoja; opiniones vertidas en Internet en general, o en redes sociales en particular son tratadas con mayor dureza y control de lo que se haría en otro tipo de medios, quizás por el impacto que puedan llegar a tener.

Un profesor de la Thomasboro Elementary School, en Carolina del Norte ha sido suspendido por verter en Facebook algo así como “Estoy enseñando en la escuela más
marginal de Charlotte”. Independientemente de lo que puede aportar este caso acerca de la libertad de expresarnos y criticar, el debate está servido en este caso, sobre todo por el carácter pseudoprivado que Facebook tiene; es cierto que las redes que se establecen en sitios como Facebook son cerradas y sólo tienen acceso a sus contenidos los miembros que pertenecen a ellas, pero no es menos cierto que el habitual uso que se hace es el de permitir el acceso a los que lo demanden y admitir como contacto o amigo a todo lo que se mueve en torno a nosotros.

Autointimidad

La maquinaria social se ha puesto en marcha, tarde, para intentar preservar la imagen de los menores en la Red, cuando quizás eso ya no tenga demasiado sentido. Sin embargo, ni nos hemos planteado que en muchos casos son los propios menores los que ya tienen un concepto muy distinto sobre la intimidad o el pudor.
En un reciente estudio, “Sex and Tech” (sexo y tecnología), se ha detectado un importante aumento de las personas (menores incluidos) que usan la tecnología (móvil e Internet) para hacer circular fotografías propias con contenido sexual o con escasez de ropa. Si en épocas de altas temperaturas las costumbres sociales nos acercan más a nuestros orígenes animales, haciéndonos despojar de inútiles prendas de vestir, y la tecnología ha entrado a tope en nuestras vidas, parece lógico que se haga notar el descenso de la materia textil en las fotografías y vídeos que circulan por las redes.

Leer más

Posted by on oct 27, 2008 in filtros - censura, Impacto juvenil de las tIC, materiales | 7 comments

Educar para proteger

Muchas son las ocasiones en las que por aquí he intentado mostrar la casi inutilidad del uso de filtros de contenidos de Internet en menores, sobre todo por el creciente grado de conectividad que nuestra sociedad ofrece: casas de amigos, cibers, centros culturales, centros educativos, cafeterías, móviles, etc.

He sido mucho más partidario de actitudes educativas y de acompañamiento que de acciones de control directo, he hablado sobre las absurdas peticiones de permiso parental para la publicación de imágenes educativas de menores, inútiles prohibiciones legislativas, anecdotario particular sobre filtros de contenidos o hasta declaraciones explícitas de que las puertas deben estar abiertas.

Educación, educación y educación son las únicas estrategias válidas para que nuestros menores sean capaces de defenderse por sí mismos de los escasísimos peligros que la Red encierra, pero que los medios de comunicación se encargan de magnificar.

Por esto me gusta bastante un material que desde La Consejería de Innovación de la Junta Andalucía acaba de ver la luz; se trata de “Educar para proteger“; es una guía guía formativa pensada para padres que nos transporta en un viaje entre huérfanos digitales, padres analógicos, hijos digitales, juguetes digitales y, sobre todo, educar para prevenir. Se describen sus hábitos tecnológicos más usuales y nos dan pistas de cómo poder acompañarles en su vida digital.

En mi Centro, dentro del Programa Enseña, vamos a tener algunas charlas con padres interesados en esas cuestiones, en las que ese material será centro de actividad y reflexión. Además de la versión navegable accesible desde la imagen anterior, dispones de versiones en PDF de alta calidad y de calidad menor.

Mi amiga María Barceló, experta en la dinamización educativa de padres y madres a través de las TIC, está desarrollando este proceso formativo y nos ofrece el correspondiente y excelente slide:

Programa Enseña 2008
View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: familias tic)

Estoy seguro que estos materiales van a ser muy difundidos por Centros en los que no tenemos claro qué contarles a los padres con respecto a estos temas, y me encantaría que se hiciera desde estas perspectivas nada catastrofistas y bastante constructivas.

Leer más

Posted by on dic 19, 2007 in con los pies en la tierra, filtros - censura | 7 comments

Menores en Internet: no les prives, acompáñalos

1.- Toda la vida ha existido peligro en la calle y desde que nuestros hijos nacen, procuramos enseñarles a hacer un buen uso de ella.
Cuando son más pequeños no los dejamos pisar sólos la calle, pero no les arrancamos la posibilidad de disfrutar de ella; en el parque, mientras ellos se columpian, somos incapaces de quitarles uno de nuestros ojos de encima, uno de ellos se posa en el libro o paquete de pipas y el otro desciende por el tobogán junto a ellos.

Mi hija de 11 años, pisa la calle en solitario o con amigos ocasionalmente, pero tiene perfectamente claro las franjas horarias permitidas y, por supuesto las rutas adecuadas y las que hay que evitar en todos los casos. Probablemente, el primer móvil que dejen caer en su cuarto sus majestades de oriente, venga con localizador incorporado y restricción de llamadas. Ayer noche estuve por tercera vez con ellos viendo el espectacular Belén de Curro, y no porque me apeteciera hacerlo, sino porque la hora no era la más adecuada para que lo hicieran sólos.

Supongo que cuando crezcan y las botellonas y derivados aparezcan delante de sus ojitos adolescentes no podré impedirles que salgan a la calle, pero ya nos encargamos de intentar hacerles ver dónde se encuentra el peligro: desconfianza sistemática hacia los desconocidos, desacreditación de conductores que beban, etc. etc.

En cualquier caso, acertadas o no, se trata de medidas derivadas del sentido común y, sobre todo, de un natural acompañamiento que hacemos permanentemente a través de su “vida exterior”.

2.- Internet tiene calles malas, pero muchísimas más buenas.
Ya se encargan los medios de comunicación, a diario, de hacernos ver los peligros que la Red encierra para nuestros menores; y no sólo a nivel de contenidos, sino a nivel de las redes delictivas que tienen su caldo de cultivo por estos lares.
Pero no venden los estudios que demuestran el beneficio de muchos de los juegos que se encuentran, las fuentes de información existentes, el beneficio cognitivo de las enciclopedias colaborativas, el desarrollo de la psicomotricidad fina, las corrientes de defensa medioambiental, el potencial en fomentar la lectura, las fuentes promotoras de actitudes solidarias, la participación, la ciudadanía, la socialización,…

3.- Los molinos de viento son ahora más robustos
Probablemente si a nuestro amado Quijote le hubiéramos proporcionado unos gramos de explosivo plástico, su fantástico gigante hubiera durado en pie no muchos más de los segundos que necesita el detonador para realizar su función. Ese poder físico que el ser humano ha adquirido con la aparición de la tecnología (electrónica, física, química, etc.) nos hace pensar que podemos delegar la protección en el acceso a Internet de nuestros menores en terceros:

Delegación de competencias
Muchas instituciones y expertos que no tienen ni pajolera idea de lo que nos hablan, aconsejan el uso de programas de control parental, navegadores configurables, filtros de contenidos y derivados que capen los contenidos a los que acceden nuestros hijos y a los delincuentes que quieran poner sus miras en ellos. Esto es una inutilidad: ¿es que no teníais cuando pequeños un escondite para la revistas porno que jamás encontró vuestra madre? Y si vuestra madre era una olfateadora excepcional, su olfato nunca llegaba a casa del amigo de padres liberales o del fantástico barbero que alegraba mis largas espera a la hora de pelarme. Además, la conciencia existente en ellos en la actualidad les hace mantener un rechazo natural sobre cualquier tipo de censura que genera en nosotros interesantes debates.

Hoy en día, todos esos filtros y cortapisas tardan en saltarse lo que nuestros pequeños tardan en llegar a casa de otro amigo con Internet, o al ciber de la esquina, o incluso al ordenata del cole cuyos maestros no han sido capaces de instalar ese filtro que no funciona en el güin 98 del mismo.

Cerrar las puertas
Una solución para evitar los peligros sería eliminar Internet de casa, prohibir que nuestros hijos salgan a la puerta de la calle (evitando casas de amigos, cibers y derivados) y metiendo un escrito en el cole que inste al director a no permitir el acceso a la Red de nuestros pequeños. Aunque pensándolo bien, mejor comprarse una cabaña en el monte y cambiar completamente de vida. Pero hasta admitiendo que esta burrada que acabo de plantear se pudiera llevar a efecto, tarde o temprano, nuestros pequeños tendrían que sumergirse en la telaraña y, entonces, al no estar preparados sus intelectos, sí podrían quedar atrapados en los rincones más oscuros de la misma.

4.- El acceso a Internet de los menores no tiene por qué ser algo inherente a su intimidad.
Conocemos los riesgos de la Red, los medios tradicionales nos los recuerdan a diario, pero no nos sentamos nunca con ellos a navegar, a jugar, o a chatear con el Messenger; dejamos esta función en manos de determinado e inútil programa informático o de una restricción de entre semana que acalla nuestras conciencias. No podemos mantener a nuestros pequeños en posición de OFF para que, al llegar a los 18 tacos, pasen de manera inmediata a modo ON; esto puede ser fatídico para ellos. Creo que ha llegado la hora de sentarnos con ellos frente al 17″ e ir lanzando sutiles pildorazos de coherencia parental sobre contactos desconocidos, ventanas emergentes, datos que podemos proporcionar, etc.
Ya en alguna ocasión sentenciaba el papel de las escuelas en esto, que también es importante pues aunque las escuelas tienen el imperativo legal de proteger a sus alumnos, es mucho más relevante la obligación moral de enseñarles a protegerse por sí mismos.

Sin embargo, resulta curioso cómo los adultos construimos nuestras propias identidades en las redes sociales de Internet proporcionando muchísima más información personal que la que proporcionan nuestros adolescentes.

Insisto, creo que ha llegado la época hora en la que tenemos que sentarnos a jugar a la videoconsola con nuestros pequeños, a navegar con ellos o a chatear a su lado, de la misma manera que nuestros padres tocaban la pelota junto a nosotros o nos ayudaban a peinar la muñeca o a que la torta desde el tobogán pudiera evitar una visita a la enfermería; es la única forma de que aprendan.

Leer más

Posted by on nov 12, 2007 in -Modelos Educativos, filtros - censura, herramientas, materiales | 1 comment

Bibliotecas 2.0

biblioteca

Son muchos los periodistas y académicos (y ambas cosas) que se empeñan en promover de manera continua el divorcio entre la lengua española e Internet, a pesar de lo de la “ñ.

Otras personas, más inteligentes para mí, comienzan a descubrir las posibilidades que Internet en general y la Web 2.0 en particular tienen de cara a promover la lectura entre la población, incluso en modalidades celulósicas. Es verdad que la saturación multimedia de nuestros pequeños les hace cada vez más difícil soñar cuando pretenden navegar entre las palabras de un cuento o novela; pero no basta con culpar a las videoconsolas o Internet de ello…

…hay que tener ideas nuevas, hacer que los libros lleguen a la Red, tejer la Red de verdaderas palabras, introducir con descalzador la Red en las bibliotecas y sacar las bibliotecas a la Red.

DosPuntoCero es un blog sobre novedades bibliotecarias que además enlaza recursos en esa línea:

  • En la Biblioteca Pública Municipal de Muskiz han implantado muchas de las tecnologías 2.0, han innovado servicios, realizan alfabetización sobre estas herramientas y han impulsado la sindicación de contenidos.
    Increíble lo de Muskiz que han integrado un canal de twitter para lanzar mensajes cortos que recogen noticias “perecederas”: el último título que ponen a disposición del usuario, la interrupción momentánea de un servicio, etc. El canal por supuesto lo tienen integrado en su web.
  • La Biblioteca Universitaria de Sabadell difunde la información a tavés de su blog y ofrece sus enlaces recomendados a través de del.icio.us.

Incluso gente que lleva virtualizando bibliotecas desde hace más de tres años se da cuenta que gente como Juan Luis Cebrián no tiene ni puta idea de algunas cosas de las que habla. Esperemos que no termine por criticar también experiencias de bibliotecas que, sensibilizadas con la nueva realidad multicultural de nuestra sociedad, también se convierten en interculturales, con la incorporación de libros en lenguas como la rumana, china o árabe.

Curiosa es también la iniciativa de una biblioteca completamente 2.0 como es Biblion, donde sus usuarios registran los libros que van leyendo o comprando, para luego usar los listados o informes como quieran. Además, esa biblioteca personal formará parte de una biblioteca global en la que el comentario sobre los libros, su puntuación, las recomendaciones o las críticas se convierten en la moneda de cambio.

Y aunque parecía que la Directora de la Biblioteca Nacional, Mercedes del Corral, era twittera,…

…no perdemos la esperanza de que los académicos españoles se den cuenta un siglo de estos que tienen que dedicarse a otra cosa, pues en cierto modo, entre sus funciones debe estar la de promover entre los jóvenes el uso de la lengua más allá de estar todo el día flagelándose por el puto uso que los chavales hacen del idioma. Definitivamente, este no es el siglo de la inquisición y probablemente, por mucho que nos pese, tampoco el de Cervantes.

Leer más

Posted by on oct 22, 2007 in -Modelos Educativos, filtros - censura, Impacto juvenil de las tIC, sistema educativo | 5 comments

Uniformes escolares con microchips

Se ruega a algún profesor de guardia acuda al pasillo de la segunda planta; un par de alumnos se han escapado de clase y se están dedicando a decorar de manera altruista algún cuarto de baño…

…pero si Carmen estaba aquí a primera hora, como es que ahora no está…

…que nooooo, que no dejéis que vayan al baño en clase, que luego acaban dando un baño a alguien…

Problemillas de intendencia que parece querer resolver en el Hungerhill School in Doncaster, South Yorkshire, donde de manera experimental, en los uniformes han instalado unos microchips que en cada momento envían señal a los ordenadores de los profesores indicando la posición de los alumnos. No son los únicos y me recuerda esto a las mochilas japonesas, de las que me hice eco en alguna ocasión, que incorporan dispositivos GPS para que sus padres puedan controlar los movimientos de sus enanos.

En mi Instituto, este curso, se han instalado cámaras que cubren todos los pasillos de la ESO para controlar un poco el movimiento de los mil muchachitos y muchachitas que se encuentran bajo nuestra responsabilidad. Tenemos zona amarilla junto a la vaya del patio, la cual está prohibido pisar para evitar contactos con personas del exterior, los puestos de guardia de recreo y funciones están perfectamente delimitados y muchas cosas más que os serán muy familiares a muchos profes de secundaria.

En fin, lo sé, la polémica está servida: es inmediato el debate sobre cuestiones relacionadas con privacidad, derechos individuales, libertad, seguridad, y productos derivados. En mi caso, yo lo tengo muy, pero que muy claro: estoy convencido que ante cualquier pequeño resbalón que demos con un menor, la demanda está servida. De la misma forma sabemos que los Centros educativos parecen ser el último reducto donde a los ciudadanos padres asnos se les permite dar voces e insultar a todo lo que se menea. Así que, toda medida que se adopte para preservar la protección de los menores y que no vulnere su intimidad mientras que se encuentra en el baño…

Soy de los que piensa que los Centros educativos deberían ser espacios abiertos, de intercambio y de educación comprensiva. Por cierto, en esta línea que nadie se pierda lo que el maestrazo Juan Freire nos contaba sobre algunos casos de diseño de espacios para comunidades educativas creativas.

Soy consciente además, que en ocasiones podemos caer en transformar los espacios educativos en algo más parecido a una cárcel que a lo que deberían ser; pero también opino, que a la sociedad en la que estamos integrados ahora tenemos que decirle A GRITOS, que los Centros Educativos son lugares bien organizados, que tienen en sus manos la más importante labor que un ser humano pueda tener (la de educar a sus menores) y, sobre todo, que son lugares que tienen que tener casi consideración de culto y a cuyos profesionales hay, cuando menos, que ayudarles en lo máximo que se pueda.

Anda contra!, yo que quería hablar de microchips y mira cómo he terminado.

Leer más
Página 1 de 3123