Errores en el uso de blogs con estudiantes

Divagaba hace unos días sobre el NO futuro de los blogs, intentando dejar constancia de que lo verdaderamente importante fue, ha sido y será la intención de contar cosas, de expresarnos públicamente, superando esto de forma descarada a la versatilidad de los blogs.

Algún que otro maestro en estas lides de la comunicación a través de la palabra, de los que escribían blogs asiduamente cuando algunos no habíamos oído hablar de ellos, se decanta por desear y vaticinar una larga vida a los blogs, negar su fallecimiento, eso sí, entendiendo el blog como escritura.

Este intercambio me ha recordado un artículo donde se pone en alza el verdadero valor de los blogs, a través de una descripción de los errores más comunes que solemos cometer a la hora de usar los blogs con estudiantes:

1.- Contextualización ineficaz

El blog debe ser resultado de una reflexión de uso por parte de los docentes a través de determinada planificación. El uso de cualquier herramienta debería integrarse en el contexto educativo en el que nos encontremos, aportando las ventajas que le son propias; el caso de los blogs resulta mucho más eficaz cuando se ponen al servicio de la reflexión personal en torno a determinadas temáticas. Si bien los blogs pueden ser construidos de forma compartida y permiten interacción mediante los comentarios, un blog no es un wiki ni un foro, es una herramienta personal (sí, has leído bien).

Desde luego que un blog propuesto de forma completamente abierta puede ser beneficioso para la creatividad y la construcción del conocimiento de los alumnos, pero la ausencia de objetivos puede ocasionar frustración, es instruccionalmente más efectivo si previamente decidimos cuándo y cómo vamos a usarlos.

2.- Evaluación imprecisa de experiencias

Incluso cuando el uso de los blogs responde a objetivos claros y planificaciones previas, es usual que no se evalúen resultados de cara a mejorar los procesos; usar blogs con alumnos no es algo meramente decorativo en nuestro trabajo y deberíamos plantearnos permanentemente lo que están aportando: ¿están los alumnos analizando información? ¿han sido capaces de sintetizar? ¿generan ideas propias en sus post? ¿aplican conceptos en contextos significativos? ¿ejemplifican?…

3.- Evaluación imprecisa del alumnado

Los alumnos, al enfrentarse con actividades de esta índole, se sienten más cómodos y productivos cuando conocen perfectamente la forma en la que les vamos a evaluar y se les proporcionan las rúbricas de evaluación que vamos a usar los docentes. Sobre evaluación de blogs de alumnos, ya en alguna ocasión escribí alguna idea de cómo hacerlo, y por aquí encontraréis casos reales que usé de forma más simplificada.

4.- Uso indebido del entorno

Ya mencionamos anteriormente que los blogs no son wikis ni foros de debate, se trata de monólogos unidireccionales en los que los otros pueden comentar, pero contribuir relativamente poco. Luego si lo que queremos es propiciar el intercambio y el debate entre los alumnos, mejor no usar blogs, de la misma forma que no deberíamos usar foros si lo que queremos es mantener informada a determinada comunidad.

5.- Elección del momento

No se suelen encontrar discusiones sobre el momento más adecuado a la hora de introducir la tecnología en los procesos de aprendizaje, pero si nos paramos a pensar un poco nos daremos cuenta que es algo importante, cuando menos desde el punto de vista estratégico. No es lo mismo usar los blogs en cortos periodos de tiempo, dando respuesta a determinada necesidad formativa puntual que plantearlo como más abierto perdurando durante el curso completo, y atendiendo a objetivos que puedan resultar cambiantes.

7 comentarios en “Errores en el uso de blogs con estudiantes”

  1. Concuerdo contigo en los señalamientos anteriores. Pero te comento una experiencia que la vengo llevando desde hace dos años con mis estudiantes de la carrera de Licenciatura en Educación.

    En cada semestre de clases en una de mis materias los estudiantes hacen como parte de su trabajo un Blog. Hasta el presente la mayoría de los Blogs son solo para cumplir con el profesor y por ende una calificación.

    Debo aclarar que son estudiantes del octavo semestre de la carrera, solo le quedan dos para concluir la misma. Hasta ese momento de mis clases, la mayoría, por no decir la totalidad no conoce lo qué es un Blog.

    El valor que tiene para mi es que ellos por primera vez escriben algo en la red, aunque debo confesar que muchos solo copian de otros Blog y ponen (eso he logrado) el enlace al sitio desde donde copiaron.

    Hoy en una materia final de grado (que imparto en noveno y décimo semestre), varios estudiantes están haciendo su trabajo final en la creación de Blogs.
    Tuvimos también el primer premio en un trabajo presentado a la ExpoCiencia de la Universidad con un Blog sobre los recursos renovables, y que fue realizado por mis estudiantes del pasado semestre.

    En definitiva seguiré insistiendo en la creación de los Blogs y por supuesto vinculando estos a herramientas de la Web 2.0

  2. Sí Victor, Moodle es un muy buen centro de operaciones para la enseñanza; independientemente de las herramientas que usemos, Moodle se convierte de forma muy fácil en aglutinador de toda la información y evaluación que movemos.

  3. Coincido bastante en tus planteamientos; el blog sirve para algunas cosas y no para otras. Creo que hay una opción interesante de trabajo que es la de blogs personales que forman un planeta, de modo que el seguimiento se hace más individualizado. El tema de la evaluación es de calado, no sólo con el blog sino con las actividades en la clase. ¿Por aprobar un examen se aprende? ¿Qué se aprende y qué se olvida…? En definitiva, el blog por sí mismo no es la panacea pero si está planificado dentro del currículo como una herramienta versátil con unos indicadores claros de cómo se evaluará (lo formal, los contenidos, la elaboración personal, la investigación…) me gusta bastante. Sin embargo, me parece que guía mejor el aprendizaje usar Moodle 😉 pero eso es otro tema

  4. Planteas una situación que está expuesta a muchos factores, algunos de ellos difíciles de controlar. En tu reflexión entiendo que hablas del blog educativo integrado en la programación curricular. Sin embargo, no muchos profesores pueden hacer un uso “normal” del blog en sus clases. Basta con que un alumno no tenga internet para que cualquier actividad propuesta requiera el uso de un aula virtual, no siempre disponible en los centros. En mi experiencia con blogs, reconozco que están planteados sobre todo como actividades de ampliación, como una extensión del aula para aquellos alumnos que buscan más. Por ello, no suelo plantearme las propuestas didácticas con tanto rigor, aunque es cierto que siempre van ligadas al currículo y a la educación en valores.
    Un saludo y perdón por el rollo.

  5. Con ánimo de empezar a utilizar un blog con mis alumnos he puesto en marcha el blog al que hago referencia como Sitio Web. En el mismo los alumnos van dando noticias sobre el trabajo que hacen en mis clases.
    ¿Qué opinión te merece el mismo?
    saludos

Deja un comentario