Estrategias para la atención educativa virtual excepcional

Los docentes están trabajando estos días de forma extraordinaria para atender a su alumnado tras el cierre de centros por el Coronavirus Covid-19. Son muchos los artículos y listados que están apareciendo sobre herramientas que se pueden usar, pero poca información sobre cómo abordar la situación de una forma coherente, sobre todo para docentes y centros no acostumbrados a este tipo de modalidades de enseñanza. Os cuento algunas pautas que yo creo importantes y que están rigiendo la situación; voy a intentar hablar poco de herramientas.

Sincronía

El alumnado en general no tiene hábitos para el autoaprendizaje luego conviene mantener una cierta sincronía en el tiempo. No conviene pensar en coincidir en el tiempo (día y hora) con herramientas de videoconferencia o similares, pues pueden convertirse en un caos y podría dejar fuera a alumnado con dificultades de conexión.

Pero tampoco conviene planificar el trabajo del alumnado a medio o largo plazo. En mi departamento se está trabajando con una solución intermedia: los días que hay clase, se plantea el trabajo al principio del día, y durante el transcurso del mismo deben realizar la tarea o tareas planteadas y remitirlas por los cauces establecidos.

Exposición docente

Nuestro alumnado está acostumbrado, por suerte o desgracia, a vernos y escucharnos, luego conviene mantener esa tónica. Para ello, mis compañeros y compañeras se están grabando pequeños vídeos o videotutoriales con explicaciones puntuales o recomendaciones. Unos con móvil directamente, otros grabando sesiones con Google Meet sin audiencia, otros Screen-cast-o-matic. Eso sí, soluciones como grabarnos con dispositivos móviles o similares puede dificultar mucho el proceso, los vídeos pesan mucho, cuesta subirlos y procesarlos. Las otras herramientas hacen el trabajo por nosotros.

Insisto, el objetivo no es tanto ofrecer docencia, que vídeos hay ya a montones por ahí, sino que sigan «viéndonos/escuchándonos». Nos guste o no, expliquemos mejor o no, seamos más importantes o no, el alumnado se ha acostumbrado a nosotros y prefieren seguir a nuestro lado.

Racionalizar el currículo

Hay que simplificar, centrarse en lo importante, olvidarse del libro de texto. Estas semanas difíciles el alumnado lo tendrá mucho más difícil y el profesorado no estamos acostumbrados a esto. Luego hay que relajar el currículo, pensar en reducirlo a la mitad, a facilitar el aprendizaje de lo esencial.

Es mucho más eficaz explicar un concepto esencial y afianzarlo con una buena tarea sencilla, que intentar mantener la tensión habitual de clase/tarea de casa.

Brecha digital

Mi departamento es consciente de las limitaciones que puede tener algún alumno en cuanto a conexión o dispositivos. Luego todo se está haciendo para que con cualquier móvil con conexión se pueda acceder a la información y remitir las tareas. El alumnado puede mandar el trabajo, a veces mediante formularios, a veces por Classroom, pero incluso fotografiando el cuaderno y mandando la foto.

Por otro lado, he dicho antes que las herramientas de videoconferencia síncrona, además de ser dificultosas, pueden hacer que no todos estén. Luego mis compañeros están planteando videoconferencias síncronas pero no para ofrecer explicaciones o contenidos, sino de forma opcional para la resolución de dudas, aclaraciones o repasos. Mejor en grupos pequeños.

Evaluación

Hay que olvidarse de los exámenes por regla general, sobre todo en etapas obligatorias. Esto es excepcional, no somos expertos en enseñanza online, y no podemos garantizar que los aprendizajes de nuestros alumnos y alumnas sean los esperados. Luego el trabajo que desarrollen estos días debería ser casi la única estrategia de evaluación.

En etapas no obligatorias sí tiene sentido mantener pruebas de evaluación tipo examen, pero si las hacemos a la vuelta, habría que focalizarlas de forma exclusiva hacia las tareas y contenidos exactos que se hayan trabajado de forma óptima; centrarnos en aquello que estemos contentos sobre cómo se ha desarrollado.

Obviamente, esto no está sacado de ningún estudio, es fruto de lo que estoy siendo testigo entre mis compañeros de departamento, y de mi sentido común. Todo es discutible, pero igual a alguien le ayuda; y son tiempos en los que la poca ayuda que podamos brindar desde casa será poca.

3 comentarios en “Estrategias para la atención educativa virtual excepcional”

  1. Gracias Aníbal, está clarísimo. En Argentina se cancelaron las clases a partir de hoy supuestamente hasta fin de mes. Pero calculo que va a ser más largo, todavía no terminó en verano.

    Por ahora en las escuelas públicas la mayor preocupación es garantizar los comedores escolares, pero a medida que esto se extienda se tendrá que buscar alternativas para continuar con las clases. Todos los aportes que hacen ustedes, que les toca vivir antes esta situación son apreciados. Gracias!

    Responder

Deja un comentario