Evaluar por criterios/competencias en Séneca

Cada día son más los docentes andaluces que se animan a usar los módulos que la aplicación Séneca ofrece para poder evaluar conforme a lo que la norma exige.

Pero la mayoría llega sin saber exactamente qué se puede y qué no se puede hacer. Aprovechando un proceso de formación del profesorado en el que estoy inmerso he creado un gráfico con el que puedes hacerte una idea previa de lo que te vas a encontrar. He añadido al mismo una serie de observaciones y recomendaciones (aviso, tocho) que pretenden aclarar algunas cosas. Haz clic aquí o en la imagen si quieres verla ampliada.

Observando la parte izquierda del gráfico, la parte del módulo de evaluación por criterios:

  1. Cuando se graba la programación didáctica hay que ponderar cada uno de los criterios de evaluación de la materia o ámbito, teniendo que sumar 100% para que el cálculo final de la calificación se haga correctamente.
  2. Dentro de la sección de Unidades Didácticas Interactivas (UDIs), en uno de sus apartados es donde se definen los instrumentos de evaluación que se van a emplear para evaluar los diferentes criterios: Exámenes, tareas, cuaderno de clase, exposiciones orales, etc.
  3. Para uno o varios criterios simultáneamente cargamos los instrumentos que vamos a usar para su evaluación. No se nombran ni definen, solo se indica el tipo que se va a usar y quedará registrado con la fecha de creación. Observa en el gráfico que:
    1. Hemos definido dos tareas y un examen.
    2. La calificación de cada uno de esos instrumentos irá al criterio o criterios que deseemos.
  4. La forma en la que se calculará la calificación del criterio será mediante los instrumentos que hayamos definido para él. Y se hará mediante una de las siguientes opciones:
    1. Media aritmética de todos los instrumentos que le afectan.
    2. O mediante evaluación continua: la nota del criterio será la otorgada en el último instrumento en el tiempo que le afecte. En el ejemplo, tanto las dos tareas como el examen afectan al CR01; luego si estamos en evaluación continua, la calificación del criterio será justamente la del examen por ser la última.
  5. De las calificaciones de los criterios, el sistema calculará automáticamente la calificación de las competencias clave sin nosotros tener que hacer nada, pues las relaciones están cargadas de la Ley internamente.
  6. De las calificaciones de los criterios, el sistema te calcula una propuesta de calificación para la materia en el periodo que se está trabajando. El cálculo se hace ponderando los pesos de los criterios según lo establecido en la programación, tal y como se ha comentado en el punto 1.

De la parte derecha, cuaderno de clase, comento:

  1. Hay que definir las categorías evaluables, que en este caso sí pueden tener un peso diferente de cara a la propuesta de calificación. Eso sí, la costumbre de calificar finalmente al alumnado en base a ponderaciones de los diferentes instrumentos no está muy de acuerdo con la norma, luego esta funcionalidad del cuaderno podría desaparecer en el futuro.
  2. El diseño de estas categorías se puede adaptar a las necesidades de los docentes: instrumentos de evaluación, bloques de contenidos o unidades. No obstante, en nuestro ejemplo vamos a usarlas con instrumentos para entender mejor las relaciones con los otros módulos.
  3. Dentro de cada categoría se pueden crear diferentes «actividades evaluables» con nombres diferentes y multitud de definición de parámetros, incluidos aspectos de comunicación con alumnado y familias.
  4. En función de las actividades evaluables creadas, el sistema calculará la calificación de cada categoría, y en función de la ponderación establecida se calculará la propuesta de calificación final para el periodo. En nuestro ejemplo:
    1. La calificación de las dos tareas dará una nota para la categoría «TAR«.
    2. La calificación del examen generará una nota para la categoría «EXA«.
    3. A partir de la nota de la categoría TAR (80%) y de la categoría EXA (20%), el cuaderno realiza una propuesta de calificación para el periodo.
    4. Se habla de propuesta de calificación porque en última instancia, el docente podrá grabar la calificación final de la evaluación que estime conveniente.

Y, comentando las relaciones entre ambos…

  1. De la colección de actividades evaluables que tienes el cuaderno, puedes indicar cuáles de ellas pueden intervenir en la calificación de los criterios de evaluación:
    1. Sólo el tipo de actividades evaluables llamado «Diarias» son las que se pueden vincular.
    2. Hay que especificar sobre qué criterio o criterios volcarán su calificación.
    3. También tendrás que asociarlas a alguno de los instrumentos que usa el módulo.
  2. Las actividades evaluables del cuaderno que pertenezcan a categorías evaluables definidas con pesos ponderados, al pasar su calificación al módulo perderán dicho peso. Es decir, todas estas actividades que entren en el módulo desde el cuaderno llegarán formando parte de la media aritmética o de la evaluación continua definida. Otra forma de decir esto, es que el módulo de evaluación por competencias no permite de ninguna manera usar instrumentos con diferente peso de calificación.
  3. Por esto anterior y otras cosas, la calificación propuesta por el cuaderno no tiene por qué coincidir con la propuesta por el módulo y pueden resultar incompatibles.
  4. Tampoco significa esto que se deba usar uno u otro módulo. Lo ideal, y más ajustado a norma, es usar el cuaderno de clase con instrumentos vinculados todos con el módulo, sin pesos. Aprovecharnos además del resto de funcionalidades del cuaderno, como la gestión de las faltas de asistencia, actitud, comunicación, etc. Pero en última instancia, la referencia será la calificación sugerida por el módulo de evaluación por competencias y nunca la del cuaderno.
  5. Es posible que a pesar de esto pienses que para evaluar un criterio de evaluación puedes usar más de un instrumento con diferente peso. Siempre te quedará realizar esto en una herramienta externa a Séneca y luego volcar el resultado sobre el criterio correspondiente mediante un solo instrumento del módulo que recoja esa calificación.

Como propuestas de mejora estratégicas se me ocurre:

  1. Cuando en el módulo calificamos un instrumento asociado a varios criterios de evaluación, aplica a todos ellos la misma calificación. Se debería poder asignar calificaciones diferentes desde un mismo instrumento a distintos criterios de evaluación.
    ESTÁ PREVISTO IMPLEMENTARLO PRÓXIMAMENTE
  2. Es cierto que calificar a partir de instrumentos con ponderaciones no está muy conforme con la norma, pues esta nos obliga a evaluar a partir de criterios de evaluación. Pero no es menos cierto, que para evaluar un criterio sí se deberían poder usar diferentes instrumentos, que podrían contar con pesos distintos. Por ejemplo, para evaluar el criterio 1 de mi asignatura uso una tarea que aporta el 80% de la calificación y una prueba escrita con algunos conceptos clave que aporta el 20%.
    NO ES POSIBLE ACTUALMENTE NI ESTÁ PREVISTO
  3. Se echan en falta la integración de herramientas de evaluación como las rúbricas.
    ESTÁ PREVISTO IMPLEMENTARLO PRÓXIMAMENTE
  4. El carácter «diario» exclusivo del módulo de las actividades evaluables no tienen mucho sentido y puede generar errores.
    ESTÁ PREVISTO SOLUCIONARLO PRÓXIMAMENTE

31 comentarios en “Evaluar por criterios/competencias en Séneca”

  1. Hola Anibal
    Me alegro haber encontrado esta página. Lo que comenta al final de su artículo cómo los aspectos pendientes del cuaderno de clase es imprescindible para la evaluación en idiomas, sin desarrollarlos no se puede usar este cuaderno para evaluación en nuestra materia, y no es por estándares o criterios, sino por la naturaleza del hecho de comunicarse (lo indica el Real Decreto 1105/2014, sección 30 del anexo I, en la parte introductoria). Nosotros no tenemos otra opción que evaluar todos o muchos criterios a la vez. Me parece grave que ningún asesor o asesora de esta proyecto tenga conocimiento de ello. Es mas, la mejor muestra de desconocimiento de esta materia es visible en el hecho que se ha inventado Bloque 5 de contenidos en lenguas extranjeras en Séneca para dar solución al hecho que la materia se imparte en diferentes idiomas. Lo que hace inviable hacer las programaciones, unidades y el cuaderno en nuestra materia.
    Creo que todos los problemas de Séneca se deben a que desde el principio se trabaja de manera equivocada, intentando cumplir con los criterios de la administración y de las expertas y expertos informáticos, y no se empezó por los usuarios, como lo hacen en idoceo o additio (con la que colabora Usted), aplicaciones que si funcionan correctamente en cuanto al problema que he comentado anteriormente. Por ello tenemos que saber mil trucos y realizar cientos de pasos intermedios para cualquier operación simple (por ejemplo poner fecha inicio fecha fin para establecer una actividad evaluable) y la aplicación no es user-friendly.
    Un saludo
    Marek Albin

    Responder
    • Hola Marek
      De todas formas es posible que el cuaderno de clase se adapte a vuestra situación de idiomas, es bastante versátil al poder usar las categorías de forma personalizada.
      Sin embargo, el módulo de evaluación por criterios/competencias sí es más cerrado.
      Yo soy un simple profesor y poco puedo hacer ante vuestras necesidades más allá de intentar ayudaros en su uso en caso de estar en mi mano.
      Salud y gracias por tus aportaciones.

      Responder
      • Hola
        Muchas por tu respuesta. Efectivamente, he pensado en lo que estás comentando, en esto estamos. Sin embargo, sí el equipo de informáticos de Séneca fuera capaz de llegar a la altura de idoceo o additio, y basta con saber escuchar al profesorado en vez de procurar que se dobleguen a las exigencias de informática, creo que nos ahorraríamos mucho tiempo perdido. De momento usaré algunos consejos que hayas publicado aquí.
        Un saludo
        Marek Albin

        Responder
        • Marek, es cierto que se puede mejorar la herramienta en muchos aspectos. Pero también debemos pensar que en lo referente al módulo de evaluación por criterios/competencias, al tratarse de un desarrollo oficial, deben ajustarse completamente a lo que la normativa en evaluación especifica y obliga.
          A veces, no se trataría de mejorar la herramienta, sino la propia legislación sobre evaluación, que me consta lo desajustada que está en el ámbito por ejemplo del inglés, con un encaje muy poco razonable entre criterios y estándares; o la incontrolable explosión de estándares en materias como ciencias de la naturaleza, o…
          En fin, ojalá la cordura vaya llegando poco a poco a nuestro sistema educativo.
          Salud!

          Responder
          • Totalmente de acuerdo en lo de la legislación, es cierto que los que hacen Séneca puede estar cogidos por las limitaciones de las leyes y por los medios que se les ofrece para su trabajo, sufrimos nosotros 🙂
            Desde luego debatiendo estos temas y aplicando las conclusiones mejoran las cosas.
            Un saludo

  2. Aníbal, no se si podrás ayudarme. Estoy estudiando el máster de formación para el profesorado y después de leer tu publicación tendo la duda sobre si lo que que ponderáis en Andalucia son los criterios de evaluación o los estandares, no se si me lo puedes aclarar. En CLM se ponderan estándares. O la ponderacion total de un criterio es la suma de la ponderación dada a los estándares?

    Cómo hacéis para atender a la diversidad del alumnado? Hay diferentes niveles de logro para los criterios o estándares? En CLM hay diferentes niveles de logro para los estándares y se determinan a través de las rúbricas. Sabes como está pensado incorporar esto en Seneca?

    Por otro lado me parece muy acertado dejar de calificar la relevancia que ha tenido un isntrumento de evaluación en dicho proceso aribuyendoles distintos porcentajes ya que los referentes para la evaluación del alumno son los criterios de evaluación y estándares.

    Un saludo y gracias por tus aportaciones. Personas comprometidas como tú hacen que se avance en buen camino.

    Responder
    • Hola Ana.
      A ver, la norma general no es clara en cómo deben gestionarse los estándares y criterios, luego las diferentes administraciones están llevando esto a la práctica de formas diferentes. Es más, dentro de la propia inspección hay visiones diferentes.
      En Andalucía la tónica está siendo focalizar la calificación en los criterios de evaluación y dejar el tratamiento de los estándares en manos del profesorado. Yo hasta el curso pasado calificaba estándares, y es una auténtica locura, no sólo de cara a la gestión de ello sino incluso de cara a la información que le llega al alumnado. De hecho, aunque calificaba estándares, usaba criterios para «comunicarme con el alumnado»:
      http://adelat.org/boletines-de-calificaciones-y-criterios-de-evaluacion

      En Séneca, la Consejería ha optado porque solo tengamos que calificar criterios, dejando a los estándares en un plano secundario y transparente. Luego yo he dejado de calificar estándares, y solo los utilizo para programar los instrumentos de evaluación y planificar mis unidades didácticas.

      No existen escalas en Séneca, los criterios se califican puntuándolos, incluso con decimales si quieres. Yo sí las uso, básicamente «A-B-C-D-E».

      Y lo siento, pero no estoy en nada de acuerdo con no poder ponderar instrumentos. Una cosa es ponderar instrumentos para calificar materias como se hacía tradicionalmente; también sé que se quiere potenciar el concepto de evaluación continua. Pero no tiene ningún sentido que para obtener una calificación de un criterio en el que uso una tarea y un examen, no pueda asignarles pesos diferentes.
      Salud!

      Responder
      • Gracias por contestar, Aníbal. Pero no acabo de entenderlo. Utilizas los estándares para planificar las unidades didácticas y programar los instrumentos de evaluación y veo incluso en esta entrada: http://adelat.org/programar-en-educacion, que determinas si un estandar es esencial o no. Pero luego como pasas de eso a los criterios en la calificación?
        Si un criterio tiene dos estandares (como sucede por ejemplo en geometría) y son esenciales y no se supera uno de ellos, cómo repercute en los criterios.

        Igual estoy mezclando cosas…Agggg es que no logro quitarme de la cabeza eso de que «para determinar si se ha alcanzado el mayor nivel de consecución de un criterio de evaluacion necesitaríamos contemplar todos los estándares que hemos asociado a cada criterio, pero para comprobar si se ha superado suficientemente un criterio de ev., basta con un número determinado de estandares» (y en geometría hay máx 3 por criterio) y no veo la forma de relacionar consecución de estándares en una rúbrica para criterios…

        Te agradecería enormemente que me dieses alguna pista.

        Responder
        • Hola de nuevo Ana
          Si te fijas en mi respuesta, decía que «hasta el curso pasado calificaba estándares». Este curso he cambiado y ya solo tengo en cuenta los estándares para programar, generar contenidos y, sobre todo, instrumentos de evauación.
          Pero a la hora de calificar he simplificado bastante y ya solo valoro criterios. Así creo que hago la evaluación mucho mas sensata para mi salud y mi alumnado. Teniendo en cuenta que al final salen calificaciones casi idénticas lo que intento es evolucionar y mejorar cada año; aunque no sé si lo consigo jaja!
          También tendría que explicarte cómo lo llevo a las rúbricas en la práctica. Pues en las rúbricas para evaluar los instrumentos uso criterios adaptados alninstrumento y luego, cada uno de ellos, lo vuelco en el criterio correspondiente con pesos distintos. Con Adittio esto es fácil.
          En fin, no sé si consigo ayudarte, pues por aquí es difícil.
          Salud!

          Responder
  3. Buenas Anibal,

    Tengo todos los criterios como media aritmética, pero si un alumno suspende un criterio y después hace una recuperación del mismo y lo aprueba. ¿Qué forma hay de poner ese criterio como aprobado en seneca?

    ¿Habría que cambiar todas las notas de las actividades evaluables que interfieren en ese criterio?

    Responder
    • Hola Juan.
      Mi consejo, equivocado probablemente, es que se configuren los criterios en modo evaluación continua. Vamos añadiendo calificaciones desde el cuaderno, vinculado con el módulo, y «al final» introducimos una actividad evaluable que resuma la evolución del aprendizaje en ese criterio. Por ejemplo, resultado de ponderar los diferentes instrumentos que han intervenido en ese criterio; la norma puede ser que nos impida calificar materias desde instrumentos, pero no hay nada que te impida ponderar los instrumentos para calificar criterios.

      De hecho, es hasta deseable, que para calificar un criterio usemos más de un instrumento con diferentes pesos. Por ejemplo, para calificar el criterio X usamos una tarea al 70% y un examen al 30%.

      Al tener los criterios como de evaluación continua, el tema recuperaciones queda resuelto de inmediato. Cargamos las calificaciones de las recuperaciones solo al alumnado afectado, y como son las últimas cronológicamente, pues es lo que se registra como nota del criterio.

      Espero que te sirva la idea jeje!
      Salud!

      Responder
      • Hola Anibal.
        Yo estoy en la misma tesitura que el compañero Juan, con la salvedad que en mi caso la evaluación la estamos haciendo trimestral y no es continua (Historia de España de 2º Bachillerato). ¿Cómo podría reflejarla en la aplicación del Cuaderno de Séneca? Gracias.

        Responder
        • Hola Manuel
          Si no es continua, entonces los estás evaluando mediante media aritmética. De esta forma, tienes complicado que las recuperaciones se puedan contemplar como calificación definitiva. Para ello, tendrías que recurrir a la continua, y al terminar el proceso, añadir un «instrumento» que recoja la media de los anteriores, o la ponderación de los mismos. De esta forma, a los alumnos a los que les cargues la recuperación, sí quedará como nota final.
          De todas formas, es complicado explicarlo por aquí jeje!
          Salud!

          Responder
          • Gracias por la información, Anibal y gracias por tu dedicación. Enhorabuena por el blog. Lo seguiré de cerca. ; )

  4. Hola Anibal! muchas gracias por tu blog y exposición del caso cuaderno versus módulo. Aquí en el IES Ibn Jaldún de Dos Hermanas nos has ayudado a poder entender porqué el cuaderno no tiene en cuenta las ponderaciones de los criterios! Ya hemos aprendido a entrar en el Módulo y ver la visión global! – genial!
    Ahora nos enfrentamos a la siguiente duda cara al 2º trimestre: si el módulo da la visión global, cuando tengamos que visualizar la calificación ponderada, ¿tendrá en cuenta las actividades y calificaciones del 1er trimestre? y si es así: ¿que aconsejas para la propuesta de calificación de los que queremos saber la calificación del 2° trimestre ponderada en criterios?
    Lo digo y pregunto porque me da la impresión que al llamarse Visión Global, esta no se va a poner a 0 en el 2° trimestre, es decir arrastrará las calificaciones de las actividades del 1er trimestre con lo que no será fácil saber la verdadera calificación del alumno en el 2° trimestre.
    Gracias Anibal por tu trabajo y ayuda.
    Alejandro

    Responder
  5. Buenas Aníbal,
    gracias por tu resumen muy aclaratorio y elaborado.

    He estado «trasteando» en Seneca y en la evaluación por competencias, te salen los 10 criterios de mi asignatura (EF) y les da un peso igual. Esto es: hace la media aritmética.

    Esto se puede cambiar?
    (eso me pareció entender que yo lo podría modificar cuando introdujera las UDs)

    Responder
    • Hola Saturnino.
      La verdad es que es complicado poder explicarlo por aquí, porque es una herramienta muy amplia. Intento resumirte…

      1. Las UDIs no son necesarias para el proceso de evaluación por criterios en Séneca, es un elemento a nivel de planificación.
      2. Sí se puede modificar el peso de cada uno de los criterios de evaluación, e indicar si cada uno de ello se va a evaluar mediabte la media aritmética de sus instrumentos o mediante evaluación continua (prevalece la última calificación asociada).
      3. Para configurar peso y tipo de cada uno de los criterios el equipo directivo o coordinador debe asignarte el permiso para poder editar la programación de tu asignatura.
      4. Una vez que tengas el perfil de elaborador accedes a «Alumnado / Evaluación / Currículo por competencias / Programaciones didácticas / en el área eliges Elementos y desarrollos curriculares / Curso / Criterios de evaluación»
      5. Una vez en esa pantalla, pulsar sobre uno de los botones de arriba a la derecha «Perfil por área/materia». Ahí es donde podrías configurarlo.

      Espero que sea de ayuda esto, y si no me contactas de nuevo.
      Salud!

      Responder
  6. Anibal tengo una duda. Estoy probando qué pasaría al final de la Evaluación cuando ya tenga introducidas las notas en las diferentes Actividades Evaluables, las cuales afectan a diferentes Criterios de Evaluación. He hecho la prueba con tres Actividades Evaluables que tocan todos los Criterios de Evaluación. La primera tiene un 7, la segunda un 8 y la tercera un 2. La nota final de todas ellas me da un 1,45 ((7+8)*15% + 2*15%) que deduzco sería la nota de evaluación si no califico las demás Actividades Evaluables. Cada una de estas actividades van a aportar a sus respectivos Criterios de Evaluación la nota de 8, 7 ó 2 dependiendo de a qué Criterio afecte. Pues bien, la VALORACIÓN GLOBAL del Informe de Evaluación del alumno por Área o Materia es de 5,03 (todos los criterios tienen el mismo peso 5,26%). ¿No se supone que la nota de evaluación (1,45) debe ser la misma que la nota Criterial (5,03)?

    Responder
      • Ese 15 % es el porcentaje que aplico a cada categoría. En este caso las dos Actividades evaluables primeras que tienen 7 y 8 pertenecen a una categoría (llamada Comprende-piensa-apllca) que puntúa un 15 % sobre la nota final y el 2 a otra categoría (trabajos de investigación) que también puntúa un 15 % sobre la nota final. Estas notas las he metido desde el Cuaderno del profesor. Y este está configurado con tres Categorías (una llamada Comprende-piensa.aplica que aporta un 15%, otra llamada Aplica Conocimientos que aporta un 60%, otra llamada Trabajos Investigación que aporta un 15% y una final Proyecto Fiinal UDI que aporta un 10%)

        Responder
        • Vale, ya entiendo.
          A ver, es difícil explicarlo así, con un mensaje simple. De todas formas, si lees despacio mi artículo tienes respuesta a todo jeje!!!!
          1. Las ponderaciones sobre instrumentos para calcular notas finales no se ajustan a la Ley actual sobre evaluación.
          2. El cuaderno te permite hacer eso porque es una herramienta antigua, pero como enlaces sus actividades evaluables con los criterios de evaluación, entonces la ponderación se pierde. Todos los instrumentos que caigan sobre un criterio lo hacen con media aritmética o evaluación continua (prevalece la última calificación).
          3. Por eso en el gráfico dejo claro que la calificación propuesta por el cuaderno es incompatible siempre con la que que realiza el módulo de los criterios.
          4. Si lees el artículo detenidamente, esto está mejor explicado.

          Salud!

          Responder
          • Muchas gracias por tu respuesta. Después de leerlo bien todo he comprendido el problema 🙁 Pero mi pregunta es, ¿le van a dar solución a esto? Te lo digo porque estoy impartiendo un curso sobre Cuaderno de Séneca y, cuando he llegado a explicar el tema de Evaluación me he encontrado con este inconveniente. Claro, los profesores a los que les estoy impartiendo dicho curso, me preguntan que entonces para qué sirve esto si luego no sabemos cuáles de las dos notas va a ser la válida (yo imagino que trimestralmente nos valdrá con la nota que genera el Cuaderno y cuando lleguemos a final de Curso y lancemos los informes de Evaluación de alumnos por áreas/materias donde aparece la nota de cada Criterio de Evaluación ya veremos que pasa). Muchas gracias y un Saludo.

          • Hola de nuevo.
            Pues sinceramente, mi consejo al profesorado sería que si van a usar el cuaderno/módulo lo hagan para ajustarse a la norma. Es decir, que omitan la calificación que genera el cuaderno y que califiquen según lo obtenido en los criterios de evaluación.
            Y si a pesar de ello, se quisiera usar el cuaderno para calificar de la misma forma «que se venía haciendo», entonces para mi gusto se queda corto, hay otras herramientas que se adaptan mejor.
            Lo sé, no suena bien esto, y a muchos docentes les puede disgustar, pero ya vamos 13 años tarde en cuestiones de evaluación 🙂
            Salud!

          • En mi opinión, decir que no se ajusta a la ley actual sobre evaluación lo que hace Francisco Martínez no pasa de ser una mera opinión. No es lo mismo (porque no tiene por qué tener el mismo valor) la calificación de un criterio de evaluación (en realidad, debería ser un estándar de aprendizaje evaluable; al final explicaré por qué) dependiendo del instrumento que se use: debe permitirse a cualquier docente valorar de manera diferente, por ejemplo, el criterio 2.1 de Hª de España de 2º de Bach. (“Explicar la evolución de los territorios musulmanes en la península, describiendo sus etapas políticas, así como los cambios económicos, sociales y culturales que introdujeron”) según se haya calificado a través de un examen escrito o a través de un trabajo hecho en casa, en grupo o como sea. En en punto 2 de las “estrategias de mejora” creo que se deja bien claro, aunque con la reticencia inicial.
            Y de paso, ¿dónde se dice en la Ley (L.O.M.C.E., que no deroga, por cierto, la L.O.E.) que haya que ponderar todos los criterios de evaluación? ¿Por qué se permite la elección de la evaluación aritmética frente a la continua? El decreto andaluz deja bien claro que la evaluación será continua (art. 14, para E.S.O.). En definitiva, ¿según lo que nos interese recurrimos a la ley?
            En primer lugar, no se evalúa por competencias, como mucha gente afirma. La L.O.M.C.E. definió cuáles eran los contenidos de cada materia, que se correlacionarían, para conformar el currículo, con unos criterios de evaluación (concepto teórico) que se plasman en los estándares de aprendizaje evaluables (lo práctico, lo que en realidad hay que evaluar y no los criterios). Todo ello tendría la supuesta finalidad de impidir lo que harían algunos colegas de “ir por libre” en sus clases con proyectos y diversas actividades, sin completar la materia (todos sabemos bien a qué y a quiénes nos referimos).
            En segundo, calificar todos y cada uno de los criterios (en vez de los estándares) es una opinión personalísima que, por lo que fuera que fuese, ha llegado a las instancias administrativas superiores competentes que lo han implementado en la plataforma educativa Séneca. Puedo asegurar que en la mayor parte de Andalucía este algoritmo es prácticamente desconocido y absolutamente en el resto de España. En la Ordenación de la Evaluación de Andalucía (recogida en el B.O.J.A.) se expresa nítidamente lo que hay que decidir sobre la evaluación del alumnado: Nota cuantitativa y cualitativa (automática, en función de la primera), más una calificación del nivel adquirido de las competencias. Las relaciones curriculares establecidas en el currículo son las que propician el nivel alcanzado en las competencias, no al revés. Luego, no se evalúa por competencias. Los alumnos adquieren estas de manera solidaria, tras recibir y ser evaluado de los diferentes contenidos de todas y cada una de las materias del curso.
            Es más, evaluar todos los criterios (en vez de los aprendizajes, aunque da igual) es como pretender ir a un examen de oposiciones y te caigan todos y casa uno de los temas, o ir a un examen de conducir y te pregunten todo absolutamente, o hacer un simple examen de evaluación de 3 temas y te caigan todos los temas y todos los epígrafes habidos y por haber.
            Consuetudinariamente, se entiende que en un examen (de la índole que sea, con el instrumento que se quiera) contendrá un extracto o selección de los contenidos, pero, eso sí, estos contenidos que se incluyen en el intrumento elegido se evaluarán conforme a los criterios (estándares) recogidos en la ley. Es decir, en cualquier actividad evaluable, como en un examen, entran todos los contenidos, pero solo se pregunta una selección de los mismos, como si de un muestreo se tratase. Parecemos haber olvidado ya que la principal labor del docente es educar y enseñar, no examinar y evaluar en todo instante y lugar.
            En tercer lugar, el cuaderno de profesor en Séneca es una herramienta de muchísimo valor para los alumnos y, sobre todo, para los padres. En nuestro caso, a cada actividad evaluable le podemos endosar los criterios de evaluación que se incluyan en dicha actividad. Imaginemos lo que esto nos facilita nuestra ya complicada labor. Si esto se suprimiese, habría que calificar, si se usa el módulo, cada criterio, uno a uno. Un profesor con 200 alumnos y solo 50 criterios, por poner un ejemplo (en esto nos beneficia calificar criterios y no estándares, como debería ser) tendría que poner a lo largo del curso académico unas 10.000 calificaciones. Yo utilizo el cuaderno con la función indicada y pongo la calificación final atendiendo a lo expresado en el módulo.
            Y, por último, veamos por qué, en mi opinión, en el módulo se pueden calificar los criterios y no los estándares: la ordenación de la evaluación es de normativa L.O.M.C.E. (R.D. 1105 DE 2014, para E.S.O.); la anterior administración educativa andaluza era contraria y abogaba por la derogación de la L.O.M.C.E. y, por ende, de su sistema de evaluación. Dicha administración estuvo esperando tal circunstancia hasta el punto de que un curso académico impartimos contenidos L.O.M.C.E. y usamos criterios de evaluación L.E.A. (L.O.E.) por instrucciones remitidas por la Consejería; al curso siguiente, evaluamos en base a un borrador circulante (ahí es nada), puesto que el Decreto 111 andaluz y su ordenación de la evaluación se aprobaron en junio de 2016 (se publicaron ya en julio, con el curso acabado), una vez constatado que no habría cambio en el gobierno de la nación y las expectativas de derogación de la ley y su ordenación de la evaluación se esfumaron. Pues bien, la ligereza con que se aprobó la ordenación de la evaluación, provocó que, entre otras cosas, solo se hiciera referencia a que los estándares de aprendizaje evaluables eran los del B.O.E. (Reales Decreto, el 1105 para E.S.O.).
            En definitiva, mientras el resto del país está prácticamente paralizado al respecto, aquí somos más “lomcistas” que nadie y —lo más paradójico de todo— se introdujo el módulo del currículo por competencias con la anterior administración educativa andaluza, manifiestamente anti-lomce.

  7. Hoy tocaba echar una mano a la parte técnica, e intentar echar un cable a quien lo necesite.
    Yo creo que no es nada difícil cumplir lo que la Ley nos viene pidiendo desde hace más de 13 años; solo haría falta… querer hacerlo, trabajar en equipo y pasar de libro de texto

    Responder
    • La calificación de los criterios (por confusión con los estándares) no arranca de hace 13 años, sino de la LOMCE aprobada en 2013, es decir, hace 6 años. Su implementación en Andalucía se aplicó a partir de julio de 2016, es decir, hace 3 años.

      Responder

Deja un comentario