Explosión aromática en Palma del Río con el azahar

La memoria humana tiene muchas facetas entre las que se encuentra la olorosa; mi olfato no es muy bueno, quizás por los más de veinte años que fui fumador empedernido. A pesar de ello, ser y vivir en Palma del Río, como lo vengo haciendo desde hace treinta y nueve años es un verdadero lujo por muchas razones, pero una de las más importantes es presenciar por las calles y alrededores la más fantástica explosión que uno puede conocer, la del aroma que inunda cada rincón con la apertura del azahar (no me puedo creer que no exista la entrada en la wikipedia; para el fin de semana estará ;-).

azahar

Valencia es la mayor potencia en producción de naranja clementina (conocida por mandarina) pero poca gente sabe que Palma del Río es su equivalente en naranja gorda (navelina y salustiana fundamentalmente); más de 100 millones de kilogramos son cultivados por aquí al año y empresas como Pascual han instalado aquí su división de zumos.

Así que, llevo 39 tacos inundándome durante unos 15 días al año de un placer, que aunque parezca insignificante, revoluciona muchas de mis neuronas y buena parte de mis hormonas. La foto está tomada esta misma mañana en la puerta del Instituto…

…me voy a dar un paseo, ¿alquien se apunta?

4 comentarios en «Explosión aromática en Palma del Río con el azahar»

  1. Voy pa’llá…

    Por cierto, el lunes pasado estuve en Sevilla (por el centro) y ya se siente también la ‘explosión aromática’; el azahar junto al jazmín hacen de la primavera la estación del olfato en Andalucía.

    Paco 🙂

    Responder
  2. Me iría contigo a dar un paseo, pero mi alergia primaveral me impide disfrutar de las maravillas florales de la época.
    Me da coraje cuando todo el mundo habla de la maravilla del campo en primavera, de las flores, el azahar,… los pajaritos…etc, etc,la sangre que se altera… y a mí desde pequeña, esta época ha sido la peor del año, mocos, llorera, asma, etc…. (este aún no he empezado, ¿será la edad, que todo lo cura?)
    Disfruta de la primavera, tú que puedes 🙂

    Responder

Responder a Maria Cancelar respuesta