Felicidad y educación

Sé de sobra que el tema Finlandia es recurrente, pesado a veces.

Soy consciente de que las comparaciones si no son odiosas, al menos pocas veces sirven de algo.

Acepto con cierto escepticismo que Finlandia vuelva a ser el país más «feliz» del mundo.

Probablemente no cambiaría mi país para vivir.

Seguro que Finlandia tiene más sombras que las que su latitud le proporciona.

Eso sí, me emociona profundamente ver vídeos como este, sobre todo por el concepto que esa sociedad parece tener de la Educación. Me dan unas fuertes ganas de hacer maletas, y no estoy hablando de saunas o piscinas climatizadas…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: