Neurociencia en educación

Nuestra ciencia e investigación avanza, no sé si al mismo ritmo que nuestra sociedad. Y son muchos los campos de los que poder nutrirnos en la educación como cimiento primordial de nuestro futuro.

La neurociencia está aportando conocimiento útil para entender mejor cómo funciona el cerebro humano y, de paso, cómo aprende: papel de las distracciones, aporte de los test, importancia de una estructurada combinación texto-imagen, los hilos argumentales significativos…

Pero de ahí a decir que la única forma de poder anclar sobre bases sólidas lo que puede ser la enseñanza del futuro es mediante algo llamado «neuroeducación» hay un salto muy peligroso y, demasiado lucrativo para algunos. Me resulta también algo falaz meter en ese saco de la neuroeducación elementos surgidos de la psicología, la pedagogía o incluso del sentido común.

En cualquier caso, bienvenidas sean todas las evidencias científicas que ayuden a entender cómo aprenden los seres humanos. Dicho sea de paso, evidencias científicas (como el aprendizaje visible) que han puesto de relevancia la gran importancia que en este proceso tienen los maestros y profesores, que no se nos olvide por favor.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: