Repositorio español: Otra vez reinventando la rueda

Hace bastante tiempo tuve acceso al pliego de condiciones del nuevo macroproyecto del Ministerio de Educación. Éste, a través de la entidad Red.es pretende descubrir, construir, llenar y pagar un repositorio de objetos de aprendizaje a disposición del mundo educativo. No obstante, uno no está de tiempo como para leerse pliegos de este tipo, así que es mejor esperar a que otros amigos, amablemente lo lean y lo expliquen de forma resumida.

objetos aprendizaje

Para ello, va a gastarse 1314 millones de las más intuitivas pesetas (aunque mi hija, cuando me oye hablar de pesetas me pide que haga el cambio a euros). El pastel se divide en tres trozos:

  • Desarrollo del entorno: 4,8 millones de euros.
  • Contenidos para infantil y primaria: 1,3 millones de euros.
  • Contenidos transversales, Educación Especial e idiomas: 1,3 millones de euros.

Además, la plataforma resultante, verá la luz bajo licencia GPL/GNU, y los materiales bajo CC.

Probablemente, en el diseño de un macroproyecto de estas características haya muchas mentes más desarrolladas que la mía y seguro que los adjudicatarios tienen capacidad suficiente como para gestionar de manera óptima esos notables recursos públicos. No soy nadie, pues, para realizar valoraciones previas de este tema, pero me apetece bastante apuntar sólo dos cuestiones:

1.- Me apuesto una cerveza con quien se atreva que cuando la herramienta del repositorio vea la luz en su versión no beta (4,8 millones de euros y tres años por delante) seguro que existen en el mundo un par de paquetes para repositorios de objetos de aprendizaje, bajo software libre y de mejor calidad que los que desarrollen Santillana Educación/Indra Sistemas. De hecho, en la actualidad ya existen opciones libres bastante desarrolladas, según he podido leer en alguna de las listas de distribución a la que estoy suscrito.
Además, estoy seguro que el producto final será de calidad y se podrá hablar de metadatos, interoperabilidad, portabilidad, etc. ¿o no?

2.- Este segundo punto es el que más me preocupa por lo que intentaré explicarme bien. En un principio yo no era muy partidario de la construcción de repositorios de materiales educativos, en los que estos fueran desarrollados por empresas especializadas. Mi propia concepción del uso de las TIC en la enseñanza no me hacer tener mucha fe en los manuales y animaciones flash que una empresa pueda ser capaz de realizar; de hecho, este propio blog es muestra constante de mis particulares (que no originales) percepciones de cómo me gustaría que nuestros alumnos y alumnas construyeran su propio conocimiento con la ayuda de las TIC.
No obstante, el uso de blogs, la construcción de wikis, el desarrollo de webquests, la utilización de folcsonomías, la colaboración, etc. son cuestiones que no están al alcance de cualquier profesor. NO podemos pretender que el profesional de la docencia, que lleva abriendo el libro de texto por la página 48 durante 20 años y fotocopiando los ejercicios cuya solución se sabe de memoria por orden numérico, pueda en un par de años pasar a desarrollar procesos en los que sus alumnos sean capaz de construir su conocimiento de forma colaborativa con el uso de Internet…

… esto es algo imposible y probablemente contraproducente.

Los profesores de este país quieren usar las TIC en el aula, pero quieren recetas para emplear su tiempo libre en lo que les de la gana (que para eso es suyo) y no en preparar materiales y actividades de un mundo digital en el que son inmigrantes. Un 89% del profesorado necesita que les pongamos las cosas más fáciles y por mucho que nos empeñemos, un curso de 30 horas de formación lo que suele aportarle es la idea de que tiene que ponerse a trabajar en su tiempo libre (que repito es suyo).

Y es a este 89% del profesorado al que un repositorio de objetos de aprendizaje puede suponerle un antes y un después en su relación con las TIC. Probablemente el disponer de un lugar único donde pueda acceder a unos apuntes del tema 2, a tres actividades interactivas sobre el mismo y a una webquest ya creada, sea la receta que está esperando. Pues sí, cambié mi opinión al respecto y creo que es buena opción, teniendo en cuenta que el 11% restante van solos. Lo que ocurre es que soy algo pesimista sobre el resultado de los materiales que medio llenen este repositorio.

Es más, creo que es la mejor oportunidad que jamás haya pasado ante nuestros ojos para cambiar, y a la vez mejorar, nuestro sistema educativo. Pensad que se va construir una especie de desarrollo curricular global, y que probablemente se incorporen la mayoría de los contenidos que se puedan necesitar. Si así fuera, estos tendrían que estar desarrollados pensando de una vez en mejorar las capacidades de nuestros alumnos en la línea de los informes PISA sobre competencias y no en reproducir digitalmente los textos que seguimos teniendo en nuestras aulas. Y para esto sería fundamental que las empresas responsables se hagan asesorar por personas competentes capaces de comprender esto.

Por supuesto no somos responsables los docentes del nivel de apatía con la que cuentan nuestros alumnos hoy en día, ni de la ausencia de formación primaria familiar existente en muchos casos. Pero alguna responsabilidad nos cae cuando nos dicen que nuestros alumnos no desarrollan las capacidades comunicativas y científicas básicas necesarias para cualquier ciudadano. Y la construcción de un entorno global de trabajo en educación, como podría llegar a ser este repositorio de más de mil millones de pesetas, podría ser una muy buena oportunidad para ofrecer materiales, actividades, ideas y procesos con calidad suficiente como para pensar en alcanzar objetivos educativos más acordes con las necesidades que la sociedad actual nos demanda.

15 comentarios en «Repositorio español: Otra vez reinventando la rueda»

  1. Que bueno eres Aníbal.

    La esencia: «..Un 89% del profesorado necesita que les pongamos las cosas más fáciles..», excelente escrito.

    y ponerselas más fáciles significa gastar dinero si, pero llevando el ordenador a las aulas y a las casas, con conexión y todo, teniendo esto, lo demás se desarrollará por sí sólo.

    La cantidad de trabas que tiene un profesor para llegar a un mínimo de ordenadores es indescriptible.

    Responder
  2. Andreu, tú dices que los docentes «no iniciados» están «ansiosos» por tener a mano paquetes de este tipo de actividades. Mi experiencia no me deja ver dicha ansiedad por ningún lado, ni oigo fuegos artificiales celebrando la buena nueva. Porque aunque este repositorio pudiera facilitar la labor docente, habría que ver primero si estas actividades y su forma de desarrollarlas son las más adecuadas para la futura sociedad a la que nos encaminamos. Porque si lo adecuado es lo más difícil, habrá que aguantarse y ponerse al día; digo yo…

    Responder
  3. El desembarco de los grandes grupos en los Bancos de Recursos es una realidad, pero también son realidades que los profesores no iniciados en el uso de las TIC están esperando ansiosos paquetes completos que les permitan usar, de uno modo más o menos regular, las nuevas tecnologías, de modo que el tiempo y el esfuerzo que inviertan en adiestrarse les resulte rentable, y no sea para una clase cada trimestre, cuando encuentran algún material interesante o alguien les habla de él. También es cierto que los Bancos de Recursos estarán abiertos a la colaboración de esos currantes dela red que llevan años batiéndose el cobre por una enseñanza de otra manera: podrán incorporar sus materiales a esos bancos pata catalogarlos y compartirlos, de modo que estos repositorios articulen lo que muchas veces, no nos engañemos, está sólo al alcance de los que tienen más adiestramiento en estas cosas de la red.

    Responder
  4. ¡Vaya la de comentarios que generaste Aníbal! Enhorabuena. La verdad es que la noticia da que pensar. Estaría bien todo eso. Pero como no haya cambio de actitudes en los profesores y en las instituciones (para incentivarnos, empujarnos, bla, bla, bla…) de nada valdrán nuevos recursos ni nuevos tipos de objetos…
    Seguiré los comentarios aquí y en el post de Alejandro Valero y Fernando Santamaría. Me gusta la polémica

    Responder
  5. Además, Alejandro, yo llevo mucho tiempo diciendo que la formación para la producción de contenidos procede ante una convocatoria abierta.

    Pero en los Planes de formación de los Centros TIC andaluces no puedes llegar diciendo que se ponga la gente a producir.
    Por cierto, no sé el estado de los equipos en Extremadura, pero sí te digo que en Andalucía es excelente. Esta semana, cualquiera que pasase por mi Centro y viera los 700 equipos podría pensar que están recien instalados, su estado es perfecto.

    Responder
  6. En Andalucía y en Extremadura es que tenéis muchos ordenadores en los centros educativos, aunque no sé en qué estado de descomposición (los ordenadores) 😉 Pero otros vivimos en comunidades supuestamente «ricas» y contamos los ordenadores con los dedos de las manos y los pies, y para de contar. A nosotros nos harán falta estos contenidos cuando tengamos más equipos y los podamos usar con los estudiantes. Es decir, primero los equipos, y después los contenidos, pero no al revés.

    Responder
  7. ¿Y no tenéis la impresión de que siempre se empieza la casa por el tejado? Primero nos sueltan 100 ó 200 ordenadores por centro. Nos piden que nos formemos (gran parte de los cursos de formación son precisamente para aprender a elaborar nuestros propios materiales) y cuando hayamos convencido a nuestros compañeros de que esta formación les va a resultar muy útil para sus clases, nos dejan un repositorio donde estarán los materiales elaborados, no por los que llevan ya tres años o más trabajando en ellos, sino por una empresa bien pagada… Por otro lado, tiene pinta de libro de texto en formato digital y eso no cambia nada… Pero bueno, bienvenido será. Seguro que hay cosas aprovechables. Pero me da la impresión de que no se valora lo suficiente el tiempo de la gente y, por otra parte, los especialistas en esto son los docentes no las editoriales…

    Responder
  8. Cuestión complicada ésta de los Objetos de Aprendizaje. A muchos profes habrá que explicarles con sencillez qué son.
    Los objetos de Aprendizaje vienen estupendamente bien para quienes creen que basta con poner los contenidos en formato digital, distribuirlos en la red y que el profe, en vez de decir: página 20, diga: Hacer click aquí.
    Para los que les vaya el modelo perfecto, pero yo no soy así. A mi me gusta adaptar lo que encuentro, así que si los materiales van con CC y puedo retocarlos a mi gusto, para mi estupendo.
    Los repositorios son buena idea si te permiten no reinventar la rueda cada vez… Ahora bien, las editoriales querán copar este terreno. El negocio es el negocio.
    Habrá que esperar… Aun tenemos tiempo para poner las cervezas en la nevera.
    Olga

    Responder
  9. Anibal, tienes razón, debería haber puesto 2(bis), la única diferencia es que yo me juego dos cervezas (confiando en que, para el 2007, nadie lo recuerde). Pero, aunque me convierta en un pesado y agorero, explico un poco mejor lo que quería subrayar.

    Nuestra preocupación es la misma; que en el reparto del pastel (1.314 millones de pesetas) y sus derivados, los libros de papel (de los que, como bien dices, probablemente sería contraproducente olvidarnos) nos encontremos a las editoriales de los libros de siempre. Y el temor a que el sentido de esos «objetos de aprendizaje» será el de convertir las fotos de sus textos en animaciones más vistosas, los ejercicios de sus textos en «cuestionarios online» … Algo que la mayoría de las editoriales ya tienen en sus webs, que les vale de buen reclamo publicitario y cuyo coste va incluido en el precio del libro de texto.

    Y el temor a que esos 1.314 millones (que pagamos todos) se empleen en tasladar esas ilustraciones «online» de sus libros a otro sitio y no el de «ofrecer materiales, actividades, ideas y procesos con calidad suficiente como para pensar en alcanzar objetivos educativos más acordes con las necesidades que la sociedad actual nos demanda.»

    Resumiendo, no es lo mismo «objetos de aprendizaje adaptados a los libros de texto» (que no cambiaría nada) que «libros de texto adaptados a los objetos de aprendizaje» (que podría significar un ligero cambio positivo)

    Responder
  10. Pepe, en el momento que tengáis algo visible, no dudes en contármelo; estoy deseando verlo. De todos los proyectos que se me pasan diariamente por la cabeza, el que más se repite es el de montar un repositorio con DSPACE o similar, de forma independiente entre un equipo de gente de diversos lugares, niveles y áreas, para demostrar las cosas que los profes podemos hacer sin la intervención de terceros.

    Incluso no tendría porqué ser llenado con contenidos propios; se podrían metadatar URLs donde existan objetos de aprendizaje concretos y de interés. Lo único que habría que hacer previamente es concretar un poco lo que puede ser considerado «útil» para no caer en administrar una serie de portales educativos innavegables.

    Estoy seguro, que si se engancharan un equipo de 10 o 15 profes, en tres años se conseguiría un producto bastante mejor que el que resulte del concurso. Además, los propios contenidos del concurso, al producirse bajo CC, podrían ser también incluidos…

    En fin…

    Responder
  11. El MEC y las CC.AA. se han puesto a elaborar objetos de aprendizaje (no se si serán estandarizados) contratando (en el caso de Murcia) a empresas. El coste presupuestado es de 1900€ por objeto. hay comisiones para determinar qué objetos deben hacerse, para evaluarlos y para traducirlos a todas las lenguas oficiales de España. La composición de algunas de estas comisiones puede ser de risa: en la comisión de evaluación de los materiales de educación infantil han metido, que yo conozca, a un funcionario que lleva en la Consejería de educación de Murcia, a cargo de los certificados de formación, desde principios de los años 90 y era profesor de FP de sanitaria. Por lo visto en este tiempo se ha especializado en Infantil o tienes hijos en esta etapa.
    En nuestro IES estamos empeñados en elaborar Objetos de Aprendizaje Estandarizados (SCORM) para finales de este curso, junto a un repositorio DSPACE. Y todo por el módico precio de 1800€ que nos han dado en un Proyecto de Innovación. Esperamos poder mostrar los resultados pronto y desmontar, un poco, estos inventos externos a los profesionales de la educación.
    Saludos y felicitaciones por tu trabajo, Anibal

    Responder

Responder a Ángel Cancelar respuesta