Pues ordenadores con Internet

Charo sabe lo poco que me gustan los memes, y por eso me sumerge en uno bastante fuerte:

¿qué es lo que consideras fundamental para que la integración de las TICs en el aula sea posible?

Pues la respuesta es bien fácil: ordenadores conectados a Internet por un tubo.
Estoy seguro de que Charo esperaba algo más de mí, pues se supone que ahora tendría que comenzar a hablar de “sentido educativo”, “proyectos colaborativos”, “modelos pedagógicos”, etc.
Pero quizás hoy toca comentar que nuestros nativos digitales están familiarizados completamente con las herramientas tecnológicas y son sus propios intereses los que marcan el uso que hagan de ellas. Si sus intereses son pegar saltitos con un pingüino estilo Tux, lo harán, pero si tienen curiosidad por otras cuestiones, o los inmigrantes digitales somos capaces de despertársela, entonces exploran otros mundos escondidos bajo su ratón. Un par de ejemplos de un mes hacia acá de mi Centro, con los que nada tienen que ver los conceptos de los que se supone que tendría que hablar hoy:

CASO 1.- En una clase donde se encuentra una compañera de guardia, segundo de ESO – 13 años, entro a realizar ajustes en un par de equipos. Situado en la parte trasera del aula, los alumnos están usando los equipos a discreción:
un par de equipos en páginas de publicaciones deportivas (pero estaban leyendo, oye!), otro par de equipos en páginas que no me eran familiares, bastantes jugando a dar saltos con el Tux y una alumna que está leyendo una página de la wipidedia: “Historia de la República Dominicana“:

republica dominicana

Le busco la mirada a la profesora y, con una mezcla de gesto, movimiento labial y tono raro le pregunto si la alumna en cuestión es dominicana, a lo que la profesora me responde con un gesto afirmativo sin que la protagonista se percate de nada…
…no pude evitar que los vellos se me pusieran como escarpias. En ese momento la ventanita que se abría delante de ella la conectaba con sus orígenes, y ningún profesor le había dicho lo que tenía que hacer, o dónde podía buscar información significativa o relevante para ella.

CASO 2.- Una alumna mía, en una sufrida clase de alternativa, de 4º de ESO – 16 años, me comenta:

Ella: “Aníbal, estamos elaborando un periódico en clase de Lengua y tengo que incluir un reportaje sobre –El problema de los refugiados-, y por más que introduzco el término en Google no obtengo nada”.

Yo: Pues yo no tengo mucha idea, ¿miramos en la wikipedia?

Ella: Aníbal, no parece que se obtenga nada.

Yo: Prueba con el término refugiado sólo.

Ella: Sí, pero ahí pone lo que es un refugiado y yo busco algo sobre su problema.

Yo: Me suena eso que aparece ahí de ACNUR pero no sé lo que es. Claro!, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, que tiene su correspondiente página web.

Ella: Espera Aníbal, que aquí sí que hay: de entrada, por aquí hay una guía de preguntas sobre refugiados que son una pasada:

¿Quién es un refugiado?
¿En qué consiste la Protección Internacional?
¿Qué derechos tiene el refugiado?
¿Decide realmente el ACNUR quién es un refugiado, o es una decisión tomada por los Gobiernos?
y así, hasta 24 preguntas con respuestas.

De nuevo los vellos como escarpias; lo siento, Charo, no creo que estas dos anécdotas pasen a la historia como tratados pedagógicos, pero te aseguro que al menos a mí, me inyectan un suero intravenoso cargado de sustancias estimulantes no esteroideas 😉

2 comentarios en “Pues ordenadores con Internet

  1. Verás, Charo, mirado desde otro punto de vista, hoy me has ahorrado pensar sobre qué voy a escribir, y al fin y al cabo con no pasarle el meme a nadie es suficiente. La verdad es que mi poca atracción es hacia los memes esos de “tus pelis…”, “tu primera caida al suelo…”, etc.
    En tu caso pienso que es muy interesante la información que intentas recabar; a lo mejor, es la palabra meme en sí misma lo que no me gusta 😀

    Por otro lado, en los próximos días quiero escribir algo sobre la blogosfera como conversación, que será el próximo paso a dar por todos.

  2. Ante todo, muchas gracias Anibal: efectivamente soy consciente de lo poco que te gustan los memes y he de confesar que me siento bastante culpable por la encerrona. Mi excusa es que es por una buena causa y, de hecho, de lo que se trata es de recoger opiniones. Como dicen por ahí: “Para gustos, colores”.

    En cualquier caso, y como siempre, tu opinión vale la pena “escucharla” (aunque para conseguirla haya recurrido a esto de los memes. En mi defensa añadiré que ha sido el primero que lanzo, y te prometo que no lo te lo volveré a proponer 😉

    Un abrazo.

Deja un comentario