Remodelaciones ministeriales y Educación

Bien, Zapatero, no has cumplido con tu promesa de crear un Ministerio de Deportes en esta pasada remodelación ministerial. Y digo bien, por lo que restaría a Educación más que por lo que sumaría al deporte español, sin contar con las nuevas remodelaciones web, que por n-ésima vez harán falta.

Bien, gente de Internet, por esa inmediata campaña en contra de la designación de Ángeles González-Sinde, como ministra de Cultura, que NO es una campaña en contra de la cultura, ES una campaña en favor de la difusión de la cultura ENTRE IGUALES, que seguro es más efectiva que cualquier Ministerio de corte decorativo existente.

Bien, por todos, asumiendo que han llegado malos tiempos, etapa de apretarse cinturones donde todo tipo de remodelaciones son asumidas como esfuerzo en pro de acelerar la llegada de tiempos mejores.

Y mal por todos, diría que especialmente mal, por seguir demostrando que la Educación en este país no importa un carajo a nadie, por no darnos cuenta que el éxito futuro de esta sociedad pasa NECESARIAMENTE por construir ciudadanos mejor preparados y, por tanto, libres.

Zapatero, es explícito que el nombramiento de Gabilondo como Ministro de Educación responde al objetivo de sacar Bolonia hacia delante; es un nombramiento que nace con vocación exclusiva de beneficio político, ignorando completamente ese callo cada vez más endurecido que tiene la sociedad española, el de su apuesta definitiva por la educación de sus generaciones iniciales. Zapatero, siento decir que esa frase de Gabilondo sobre la necesidad de «un gran pacto por la educación» no se la cree el hombre por muy temprano que se levante desde su nombramiento; sólo tienes que preguntarle, el viernes próximo en Consejo, cuáles van a ser sus primeras medidas inmediatas para avanzar en ese pacto integral.

Zapatero, sabemos que la crisis económica os tiene bastante ocupados, sobre todo porque os preocupa la difícil situación que muchas familias están comenzando a sufrir; pero el mundo no se acabará cuando podamos decirle a la sociedad española que tal o cual indicador ha cambiado su tendencia decreciente y que vemos luz en el horizonte; lo único que nos puede hacer sentir realmente optimistas de cara al futuro es ver cómo nuestros jóvenes adquieren una formación más integral, cómo son cada vez más creativos, cómo son cada vez más capaces de enfrentarse y resolver dificultades, cómo aumenta su capacidad comunicativa, cómo son capaces de detectar engaños hipotecarios, cómo se sienten cada vez más libres.

3 comentarios en «Remodelaciones ministeriales y Educación»

  1. Además, la visión que muchos algunos rectores ilustradamente universitarios tienen de la educación obligatoria de nuestro país, no va más allá de acusar a los docentes de «rebajar niveles», mientras que en sus manidas instituciones, la ausencia investigadora, la inexistencia de calidad docente y la carencia de innovaión tecnológica son constantes excesivamente frecuentes.

    Vamos, que aquí, cada uno tiene que tirar de su propio cirio de viernes santo 🙂

    Responder
  2. Creo que la designación del nuevo rector-ministro no hace más que demostrar el aforismo según el cual la educación en nuestro país tiene como meta crear profesores universitarios.

    El problema está en que no todos los parvulitos terminarán siéndo profes de universidad, por lo que serán muchos los que quedarán apartados de esa noble profesión y deberán dedicarse a hacer de panaderas, peluqueros, camioneras, obreros/as, etc. sin haber sido educados/formados para ello.

    País!

    Responder

Responder a Isamel ALi Gago Cancelar respuesta