Sobre evaluación numérica

La evaluación numérica forma parte de nuestra cultura docente; cumplimentar boletines de notas con calificaciones comprendidas entre 1 y 10 (0 y 10 en algunas enseñanzas) es lo normal pero, ¿es lo más adecuado? ¿Habría alguna alternativa? De entrada yo le veo algunos inconvenientes:

  1. El nivel de precisión de una escala numérica como esa lleva a confusiones continuas, sobre todo por la diferencia de criterios entre docentes de diferentes materias. Un 5 podría representar un éxito tremendo en una materia, mientras que un 9 podría ser lo habitual en otra
  2. Ocurre algo similar cuando hablamos de la misma materia en diferentes niveles; un alumno obtiene en mates un 7 durante un curso y pasa a un 5 en la misma materia al siguiente. ¿significaría necesariamente un descenso en el rendimiento? ¿Tendría alguna responsabilidad el profe del primer año por “inflar” la nota”? ¿Tendría alguna responsabilidad el profe del segundo año por “poner exámenes más complicados”?
  3. Este tipo de cuestiones hacen que a las familias llegue una información difícil de digerir, con interpretaciones erróneas en muchos casos y distorsionadas en otros.
  4. El alumno se adapta a jugar, en cierto modo, con los criterios de evaluación, convirtiéndose en muchos casos a ingeniero superior de medias, en lucha aritmética por las décimas que otorgan la supervivencia dentro de un sistema que no lo observa por lo que aprende sino que lo mide.
  5. No aporta ninguna información sobre los objetivos que se han alcanzado, o los criterios de evaluación no superados. Si la puntuación es baja, el alumno entiende que algo no está funcionando bien… ¿pero el qué?

Pienso que la calificación “administrativa” final en un sistema educativo como el nuestro podría construirse de otra manera, lo que ayudaría también a una evaluación más formativa, basada en criterios reales (no en los tropecientos mil indicadores actuales) más legibles por el alumnado y digeribles por las familias, algo parecido a lo que ejemplifico a continuación. He usado letras, pero podría servir cualquier otro elemento, hasta insignias.

  • A: El alumno ha alcanzado todos los objetivos del periodo y en algunos de ellos ha avanzado por encima de lo esperado.
  • B: El alumno ha alcanzado todos los objetivos del periodo.
  • C: El alumno ha alcanzado los objetivos más importantes del periodo, aunque algunos no. Puede continuar con normalidad el siguiente periodo pero con consciencia de lo no superado.
  • D: El alumno ha superado al menos la mitad de los objetivos del periodo, pero le faltan algunos importantes (indicar cuáles). Esto supone un riesgo importante para poder superar el siguiente periodo por lo que de forma paralela se debe plantear un trabajo sobre esos objetivos relevantes no superados.
  • E: El alumno ha superado menos de la mitad de los objetivos del periodo, lo que implicará un mal desarrollo en el siguiente. Procede plantear una reiteración y refuerzo sobre los mismos objetivos.

Seguro que esta idea no es perfecta y presenta muchas lagunas, pero ya te advierto que te costará trabajo convencerme de que es peor que la escala 0-10.

1 comentario en “Sobre evaluación numérica

  1. Te explicaré cómo puntúo yo.

    Mediante la aplicación idoceo para iPad. sumo todas las notas de la evaluación numéricamente. Eso implica que puede haber hasta setenta calificaciones porque tengo en cuenta todo. No hay nada en el aula que no reciba una puntuación. Normalmente la calficación llega hasta mil puntos lo que consigue el más aventajado.

    Con la citada aplicación calculo la media de la clase, sumados todos los resultados finales de todos y cada uno de los alumnos.

    Me da la media que puede ser 467 o 550 por ejemplo.

    El que está por debajo, suspende. El que está por encima aprueba en una secuencia progresiv hasta el excelente. .

    Luego a cada resultado le adorno con literatura descriptiva.

    Hay bastantes excelentes y notables. Los insuficientes son pocos y siempre sentidos como totalmente justos.

    Saludos.

    Todo tiene su vuelta de hoja.

Deja un comentario