Talento

Sigo teniendo esperanza en el ser humano, y dos son las razones que pongo encima de la mesa. Una, fácil de adivinar, todo lo concerniente a las emociones, la humanidad, cuando se tornan positivas y nos conmueven. Es generalizado su reconocimiento.

Sin embargo, hay otra faceta de nuestra especie, nada valorada y muy pocas veces reconocida. El TALENTO. Éste despierta frecuentemente ese otro lado de las emociones en mí, de manera muy fuerte.

Emociones como cabrearme porque en España no sepamos quién es realmente Luis Piedrahita o sobre la existencia de Luis Ángel de Benito. Al menos, con porcentajes más razonables.

O como alegrarme infinito de que haya jóvenes en YouTube como Jaime Altozano.

O como disfrutar de lo que la Historia puede decir sobre nosotros mismos, incluso tornando en positivo cosas que no parecerían serlo. No se ha notado, pero hablo de la grandeza del trabajo en común 🙂

¡O cómo no! Llorar si hace falta con Mozart, de emoción e incluso risa, cuando se humaniza tanto el mito como en este vídeo…

Gracias, Carlos, one more time!!!!!!

Bueno, el humor también es esencial en el ser humano, y es talento también 😉

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: